domingo, 27 de julio de 2014

La NASA lanza un nuevo observatorio del carbono

2 de julio de 2014: La NASA ha lanzado con éxito su primera nave espacial dedicada al estudio del dióxido de carbono en la atmósfera.
El miércoles 2 de julio, a las 2:56 de la mañana, hora diurna del Pacífico, el Observatorio Orbital 2 del Carbono (Orbiting Carbon Observatory-2 u OCO-2, en idioma inglés) despegó desde la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea (Vandenberg Air Force Base, en idioma inglés), ubicada en California, abordo del cohete United Launch Alliance Delta II. Aproximadamente 56 minutos después del lanzamiento, el observatorio se separó del segundo módulo del cohete y se encaminó hacia una órbita inicial de 690 kilómetros (429 millas). La telemetría inicial muestra que la nave espacial se encuentra en excelentes condiciones.
Pronto, OCO-2 comenzará una misión que durará como mínimo dos años y que estará destinada a localizar fuentes y lugares de almacenamiento de dióxido de carbono en la Tierra. El dióxido de carbono es el principal gas de efecto invernadero, producido por los seres humanos, que provoca el calentamiento de nuestro mundo y constituye un componente vital del ciclo del carbono del planeta.
“El cambio climático es el desafío de nuestra generación”, expresó el administrador de la NASA, Charles Bolden. “Con OCO-2 y nuestra flota de satélites, la NASA está absolutamente preparada para aceptar el desafío de documentar y entender estos cambios; y lo hará prediciendo las ramificaciones y compartiendo información sobre dichos cambios para el beneficio de la sociedad”.

splash
 
 
 Un cohete Delta II despega de la plataforma de lanzamiento para dar inicio a la misión de la NASA denominada OCO-2, en la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea, en California. Crédito de la imagen: NASA TV. Reproducir el video, en idioma inglés 
 
 
OCO-2 llevará a un nivel superior los estudios que dirigirá la NASA relacionados con el dióxido de carbono y con el ciclo global del carbono. La misión producirá la imagen más detallada con la que se cuenta hasta la actualidad de las fuentes naturales de dióxido de carbono, así como también de sus “sumideros” (los sitios sobre la superficie de la Tierra por los que sale el dióxido de carbono de la atmósfera). El observatorio estudiará cómo se distribuyen estas fuentes y estos sumideros alrededor del mundo y cómo cambian con el transcurso del tiempo.


“La desafiante misión es oportuna e importante”, dijo Michael Freilich, quien es el director de la División de Ciencias de la Tierra (Earth Science Division, en idioma inglés), la cual pertenece al Directorio de Misiones Científicas de la NASA, en Washington. “OCO-2 realizará mediciones absolutamente precisas de las concentraciones de dióxido de carbono atmosférico cerca de la superficie de la Tierra, lo que sentará las bases para poder tomar decisiones políticas informadas sobre cómo adaptarse y disminuir el futuro cambio climático”.
 
 
Los sumideros de dióxido de carbono constituyen el corazón de un rompecabezas científico de larga data, el cual ha hecho que sea difícil para los científicos predecir con exactitud cómo cambiarán los niveles de dióxido de carbono en el futuro y cómo afectarán al clima de la Tierra esas concentraciones en constante cambio.

“En la actualidad, los científicos no saben exactamente dónde y cómo los océanos y las plantas de la Tierra han absorbido más de la mitad del dióxido de carbono que las actividades de los seres humanos han emitido hacia nuestra atmósfera desde el inicio de la era industrial”, señaló David Crisp, quien dirige el equipo científico de OCO-2, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, ubicado en Pasadena, California. “Por ello, no podemos predecir con exactitud cómo se desenvolverán estos procesos bajo la forma de un cambio climático”. Para que la sociedad maneje mejor los niveles de dióxido de carbono en nuestra atmósfera, necesitamos poder medir los procesos naturales de las fuentes y de los sumideros”.
Las mediciones exactas de la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera son necesarias porque los niveles ambientales varían menos que un dos por ciento de las escalas regionales respecto de las continentales. Los cambios típicos pueden ser tan pequeños como un tercio del 1 por ciento. Las mediciones que llevará a cabo OCO-2 están diseñadas para medir estos pequeños cambios con exactitud.

image
 
 En un nuevo video de ScienceCast se explica la misión OCO-2. Reproducir el video, en idioma inglés 
 
Durante los próximos 10 días, la nave espacial será sometida a un proceso de revisión y luego iniciará tres semanas de maniobras que la colocarán en su órbita operativa final de 705 kilómetros (438 millas), cerca del polo, a la cabeza de la constelación internacional de satélites de observación de la Tierra denominada Afternoon Constellation, o “A-Train”. A-Train, el primer “súper observatorio” volador, compuesto de múltiples satélites, registrará la “salud” de la atmósfera y del medio ambiente de la superficie de la Tierra, y llevará a cabo una cantidad de mediciones sin precedentes, de manera casi simultánea, relacionadas con el clima y con las condiciones del tiempo.

Las operaciones científicas de OCO-2 se iniciarán alrededor de 45 días después del lanzamiento. Los científicos esperan comenzar a almacenar datos calibrados de la misión dentro de aproximadamente seis meses y planean dar a conocer sus primeras estimaciones de las concentraciones de dióxido de carbono a comienzos del año 2015.

El observatorio tomará muestras uniformemente de la atmósfera ubicada por encima del suelo y del agua de la Tierra y todos los días tomará más de 100.000 mediciones individuales y precisas del dióxido de carbono que yace por encima de todo el hemisferio de la Tierra iluminado por la luz del Sol. Los científicos usarán estos datos en modelos creados por computadora con el fin de generar mapas de la emisión y de la absorción de dióxido de carbono en la superficie de la Tierra a escalas comparables en tamaño con el estado de Colorado. Estos mapas a escala regional proporcionarán nuevas herramientas para localizar e identificar fuentes y sumideros de dióxido de carbono.

Asimismo, OCO-2 medirá un fenómeno denominado fluorescencia inducida por el Sol, el cual es un indicador del crecimiento y de la salud de las plantas. A medida que las plantas realizan la fotosíntesis y absorben dióxido de carbono, producen fluorescencia y emanan una pequeña cantidad de luz que es invisible a simple vista. Como una mayor fotosíntesis se traduce en una mayor fluorescencia, los datos sobre la fluorescencia proporcionados por OCO-2 ayudarán a esclarecer un poco más el tema de la absorción de dióxido de carbono por parte de las plantas.

Para obtener más información sobre OCO-2, visite: http://www.nasa.gov/oco2, en idioma inglés.

sábado, 19 de julio de 2014

Tres súper lunas consecutivas

10 de julio de 2014:En junio del año pasado, una luna llena se adueñó de los titulares. Los medios periodísticos la llamaron una “súper luna” porque era un 14% más grande y un 30% más brillante que otras lunas llenas del año 2013. En todo el mundo, la gente se dirigió afuera para maravillarse con su luminosidad.
Si usted pensaba que una súper luna era brillante, ¿qué le parecen tres? Las lunas llenas del verano (boreal) de 2014 (12 de julio, 10 de agosto y 9 de septiembre) serán todas súper lunas.


splash
 
 En un nuevo video de ScienceCast se cuentan las súper lunas del verano (boreal) de 2014. Reproducir el video, en idioma inglés 
 
El término científico para el fenómeno es “luna de perigeo”. Las lunas llenas varían en tamaño debido a la forma oval de la órbita de la Luna, que sigue una trayectoria elíptica alrededor de la Tierra, con un lado (el “perigeo”) alrededor de 50.000 kilómetros más cerca que el otro (el “apogeo”). Las lunas llenas que se producen en el lado del perigeo de la órbita de la Luna parecen ser extra grandes y brillantes.

Esta coincidencia tiene lugar tres veces en el año 2014. El 12 de julio y el 9 de septiembre, la Luna se volverá llena el mismo día que ocurre el perigeo. El 10 de agosto, la Luna se volverá llena durante la misma hora que ocurre el perigeo, lo que indiscutiblemente la convierte en una extra súper luna.
Podría parecer que una secuencia tal es rara. Pero no es tan así, dice Geoff Chester, del Observatorio Naval de Estados Unidos (US Naval Observatory, en idioma inglés).

“En general, las lunas llenas ocurren cerca del perigeo cada 13 meses y 18 días, de modo que no es tan inusual”, relata. “De hecho, justo el año pasado hubo tres perigeos consecutivos, pero solo se informó ampliamente sobre uno de ellos”.

En la práctica, no siempre es fácil comprender la diferencia entre una súper luna y una luna llena común. Una diferencia del 30% en el brillo fácilmente puede verse enmascarada por las nubes y la niebla. Asimismo, no hay reglas que floten en el cielo para poder así medir los diámetros de la Luna. Arriba, sobre nuestras cabezas, sin ningún punto de referencia que brinde un sentido de escala, una luna llena parece tener casi el mismo tamaño que cualquier otra.
Chester espera que la mayoría de los informes sobre lunas gigantes este verano (boreal) sean… ilusorios.

image
 
 El perigeo es el punto en la órbita elíptica de la Luna que está más cerca de la Tierra. En la imagen, aparecen la luna de perigeo y la Tierra. Diagramas 1 y 2
 

“La ilusión de la Luna” es probablemente lo que hará que la gente recuerde este próximo conjunto de lunas llenas más que la vista real de la Luna misma”, agrega.

La ilusión tiene lugar cuando la Luna está cerca del horizonte. Por razones que los astrónomos o los psicólogos todavía no comprenden cabalmente, las lunas que se ubican bajas en el horizonte se ven extrañamente grandes cuando brillan a través de los árboles, de los edificios y de otros objetos en primer plano. Cuando la ilusión de la Luna magnifica una luna de perigeo, la órbita hinchada que se eleva por el Este al atardecer puede parecer verdaderamente grande.

“Garantizo que algunas personas pensarán que es la luna más grande que han visto en su vida si la captan elevándose en un horizonte distante porque los medios de comunicación les habrán dicho que deben prestar atención a esta en particular”, dice Chester.

“Hay una parte de mí que desea que este apodo de ‘súper luna’ desaparezca, se esfume, como la ‘luna de sangre’ que acompañó al más reciente eclipse lunar, porque tiende a dar mucha información errónea”, admite Chester. “Sin embargo, si logra que la gente salga y observe el cielo en la noche y hasta, quizás, la anime a la astronomía, entonces es algo bueno”.

Y efectivamente lo es.
Marque su calendario: 12 de julio, 10 de agosto y 9 de septiembre, y disfrute de la súper luz de la luna.

sábado, 12 de julio de 2014

Tres súper lunas consecutivas

10 de julio de 2014:En junio del año pasado, una luna llena se adueñó de los titulares. Los medios periodísticos la llamaron una “súper luna” porque era un 14% más grande y un 30% más brillante que otras lunas llenas del año 2013. En todo el mundo, la gente se dirigió afuera para maravillarse con su luminosidad.
Si usted pensaba que una súper luna era brillante, ¿qué le parecen tres? Las lunas llenas del verano (boreal) de 2014 (12 de julio, 10 de agosto y 9 de septiembre) serán todas súper lunas.


splash
 
 
 En un nuevo video de ScienceCast se cuentan las súper lunas del verano (boreal) de 2014. Reproducir el video, en idioma inglés 
 
 
El término científico para el fenómeno es “luna de perigeo”. Las lunas llenas varían en tamaño debido a la forma oval de la órbita de la Luna, que sigue una trayectoria elíptica alrededor de la Tierra, con un lado (el “perigeo”) alrededor de 50.000 kilómetros más cerca que el otro (el “apogeo”). Las lunas llenas que se producen en el lado del perigeo de la órbita de la Luna parecen ser extra grandes y brillantes.

Esta coincidencia tiene lugar tres veces en el año 2014. El 12 de julio y el 9 de septiembre, la Luna se volverá llena el mismo día que ocurre el perigeo. El 10 de agosto, la Luna se volverá llena durante la misma hora que ocurre el perigeo, lo que indiscutiblemente la convierte en una extra súper luna.

Podría parecer que una secuencia tal es rara. Pero no es tan así, dice Geoff Chester, del Observatorio Naval de Estados Unidos (US Naval Observatory, en idioma inglés).

“En general, las lunas llenas ocurren cerca del perigeo cada 13 meses y 18 días, de modo que no es tan inusual”, relata. “De hecho, justo el año pasado hubo tres perigeos consecutivos, pero solo se informó ampliamente sobre uno de ellos”.

En la práctica, no siempre es fácil comprender la diferencia entre una súper luna y una luna llena común. Una diferencia del 30% en el brillo fácilmente puede verse enmascarada por las nubes y la niebla. Asimismo, no hay reglas que floten en el cielo para poder así medir los diámetros de la Luna. Arriba, sobre nuestras cabezas, sin ningún punto de referencia que brinde un sentido de escala, una luna llena parece tener casi el mismo tamaño que cualquier otra.
Chester espera que la mayoría de los informes sobre lunas gigantes este verano (boreal) sean… ilusorios.


image
 
 
 El perigeo es el punto en la órbita elíptica de la Luna que está más cerca de la Tierra. En la imagen, aparecen la luna de perigeo y la Tierra. Diagramas 1 y 2
 
 
“La ilusión de la Luna” es probablemente lo que hará que la gente recuerde este próximo conjunto de lunas llenas más que la vista real de la Luna misma”, agrega.


La ilusión tiene lugar cuando la Luna está cerca del horizonte. Por razones que los astrónomos o los psicólogos todavía no comprenden cabalmente, las lunas que se ubican bajas en el horizonte se ven extrañamente grandes cuando brillan a través de los árboles, de los edificios y de otros objetos en primer plano. Cuando la ilusión de la Luna magnifica una luna de perigeo, la órbita hinchada que se eleva por el Este al atardecer puede parecer verdaderamente grande.


“Garantizo que algunas personas pensarán que es la luna más grande que han visto en su vida si la captan elevándose en un horizonte distante porque los medios de comunicación les habrán dicho que deben prestar atención a esta en particular”, dice Chester.
“Hay una parte de mí que desea que este apodo de ‘súper luna’ desaparezca, se esfume, como la ‘luna de sangre’ que acompañó al más reciente eclipse lunar, porque tiende a dar mucha información errónea”, admite Chester. “Sin embargo, si logra que la gente salga y observe el cielo en la noche y hasta, quizás, la anime a la astronomía, entonces es algo bueno”.

Y efectivamente lo es.

Marque su calendario: 12 de julio, 10 de agosto y 9 de septiembre, y disfrute de la súper luz de la luna.

sábado, 5 de julio de 2014

El Cometa Rosetta: Esperemos lo Inesperado

26 de junio de 2014:  En una imagen que fue tomada a principios de este mes por la nave espacial Rosetta, de la ESA, se observa que el cometa que dicha nave tiene como objetivo se ha calmado, lo que demuestra la impredecible naturaleza de estos enigmáticos objetos.
La imagen fue captada el 4 de junio por la cámara científica de Rosetta y es la más reciente, tomada con resolución completa del sensor de ángulo estrecho. Se la ha utilizado con el propósito de ayudar a realizar los ajustes necesarios para la navegación de Rosetta hacia el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, el cual en ese momento se encontraba a 430000 kilómetros de distancia.

splash
 
 El cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, el 4 de junio de 2014. Crédito: ESA/Rosetta/MPS para el Equipo OSIRIS MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA
 
Causa una enorme sorpresa que ya no haya signos de la extensa nube de polvo que se estaba formando alrededor del núcleo a finales de abril y principios de mayo, como se muestra en las imágenes de nuestro más reciente comunicado. De hecho, la monitorización del cometa ha mostrado una significativa caída en su brillo desde entonces.

“El cometa ahora está casi a nuestro alcance, y nos está enseñando a esperar lo inesperado”, dice el investigador principal de la cámara Holger Sierks, del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar (Max Planck Institute for Solar System Research, en idioma inglés), en Alemania.

“Después del inicio de la actividad, a finales de abril, nuestras imágenes actualmente están mostrando un cometa que retoma la calma”.

A pesar de que no es nada fuera de lo común que un cometa exhiba niveles variables de actividad, esta fue la primera vez que los científicos presenciaron cambios en la producción de polvo desde una distancia tan corta.

La “coma” de un cometa se origina cuando éste se mueve a lo largo de su órbita cada vez más cerca del Sol; el creciente calor hace que el hielo de la superficie se sublime y que el gas escape desde su núcleo, compuesto de hielo y roca.

A medida que el gas fluye desde el núcleo, también transporta una nube de pequeñas partículas de polvo hacia el espacio, la cual lentamente se expande para crear la coma.
El calentamiento continúa produciéndose y la actividad aumenta a medida que el cometa se mueve cada vez más cerca del Sol. Finalmente, la presión provocada por el viento solar hace que parte del material se proyecte en una larga cola.

splash
 
 El cometa 67P/C-G, el 30 de abril de 2014. El cometa está ubicado justo debajo del centro de la imagen. Asimismo, se puede observar claramente el cúmulo globular M107. Crédito: ESA/Rosetta/MPS para el Equipo OSIRIS MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA
 
Como los cometas no son esféricos y son grumosos, este proceso con frecuencia es impredecible, y la actividad aumenta y disminuye a medida que se calientan. Las observaciones que se llevaron a cabo durante las seis semanas, desde finales de abril hasta principios de junio, muestran exactamente la rapidez con la que pueden cambiar las condiciones en un cometa.

Como los instrumentos de Rosetta fueron reactivados a principio de este año, después de una larga hibernación, las cámaras científicas y de navegación han estado captando imágenes regularmente para ayudar a definir la trayectoria de Rosetta hacia el cometa.

Utilizando esta información, la nave espacial ha estado realizando una serie de maniobras que lentamente la alinearán con el cometa antes de que se produzca su encuentro, durante la primera semana de agosto.
Ya se han llevado a cabo cuatro maniobras (la más reciente tuvo lugar ayer) y quedan seis más. La última maniobra de la secuencia está planeada para el 6 de agosto, cuando Rosetta esté ubicada a 100 kilómetros de distancia del cometa y se embarque en una serie de complejas maniobras que la llevarán aún más cerca.

Pero hoy, a seis semanas y aproximadamente 165000 kilómetros de distancia, los instrumentos científicos de Rosetta ya han comenzado a reunir datos sobre el medio ambiente del cometa y sobre su evolución.

Por ejemplo, Rosetta puede medir la coma y determinar la velocidad a la cual se produce agua y gases, como el dióxido de carbono, y también es capaz de precisar cómo cambia dicha velocidad con el tiempo.
Estas mediciones proporcionarán más conocimiento sobre la conformación química de la superficie y del interior del cometa.

El medio ambiente de plasma del cometa también se puede evaluar a medida que la coma se desarrolla e interacciona con las partículas en el viento solar.

Luego, a medida que se acerque aún más, Rosetta comenzará a recolectar gas y partículas de polvo de la coma, que analizará en sus laboratorios en miniatura, ubicados a bordo.

“Es genial haber comenzado a recibir datos científicos de manera regular, especialmente después un largo viaje de 10 años hacia nuestro destino”, afirma Matt Taylor, quien es el científico del proyecto Rosetta, de la ESA (European Space Agency, en idioma inglés, o Agencia Espacial Europea, en idioma español). “La actividad variable del cometa muestra que definitivamente tiene personalidad, lo cual nos pone mucho más ansiosos por llegar hasta allí para conocer precisamente cómo evoluciona”.

Hoy, el cometa de aproximadamente 4 kilómetros de ancho aumentó su escala a alrededor de un píxel en la cámara de ángulo estrecho, lo que significa que no se pueden discernir detalles del núcleo. Pero, dentro de pocas semanas, Rosetta estará ubicada lo suficientemente cerca como para ver mucho más: hacia principios de julio, debería abarcar cinco píxeles y, para comienzos de agosto, 500 píxeles.

Teniendo eso en mente, ahora comenzaremos a publicar imágenes con más regularidad. La próxima imagen está programada para el 3 de julio, o para alrededor de esa fecha, y luego se realizarán publicaciones semanales hasta el encuentro que tendrá lugar el 6 de agosto. Las imágenes serán publicadas en la galería de imágenes de Rosetta y también a través del blog de la misión Rosetta.

Pero hay una cosa que parece segura: a medida que Rosetta se acerque cada vez más a su destino, seguramente habrá más emocionantes sorpresas esperándonos.

sábado, 28 de junio de 2014

El “platillo volador” de la NASA está listo para su primer vuelo de prueba

26 de junio de 2014: Solamente suena como si fuera ciencia ficción.

Con el propósito de poner a prueba una nueva tecnología que será utilizada para colocar cargas pesadas sobre Marte, la NASA está a punto de dejar caer un vehículo con forma de platillo volador desde un globo de helio muy por encima de la superficie de la Tierra.

La próxima oportunidad de lanzamiento para el Desacelerador Supersónico de Baja Densidad (Low Density Supersonic Decelerator o LDSD, por su sigla en idioma inglés) es el 28 de junio a las 8:15 de la mañana, hora estándar de Hawái, cuando la ventana de lanzamiento, de 45 minutos, se abra en la Planta de Misiles del Pacífico, que pertenece a la Marina de Estados Unidos, en Kauai, Hawái. Habrá cuatro oportunidades de lanzamientos más el 29 y el 30 de junio y el 1 y el 3 de julio, si es necesario. Los funcionarios lo llaman el “vuelo que sacudirá a la ingeniería”. 

splash
 
 Un vehículo de prueba con la forma de un platillo volador, que transporta un equipo para colocar grandes cargas sobre Marte, se muestra en el Edificio de Ensamble de Misiles, en la Plantade Misiles del Pacífico que pertenece a la Marina de Estados Unidos, en Kaua‘i, Hawái. Más información, en idioma inglés 
 
"La agencia está progresando y está alistándose para Marte como parte de la campaña sobre la Evolución de Marte, de la NASA", dice Michael Gazarik, un administrador asociado de la división de Tecnología Espacial, en las oficinas centrales de la NASA, ubicadas en Washington. A medida que la NASA planee misiones robot a Marte cada vez más ambiciosas, preparando así el terreno para futuras expediciones científicas con seres humanos, las misiones requerirán naves espaciales más grandes y más pesadas. El objetivo del proyecto LDSD es ver si el vehículo de prueba de vanguardia, impulsado por un cohete, funciona tal como fue diseñado; en el espacio cercano a altos números de Mach.
La manera en la cual asciende el platillo de la NASA para poner a prueba la altitud es prácticamente tan peculiar como el vehículo de prueba mismo. 

“Usamos un globo de helio (que, al inflarlo por completo, encajaría cómodamente en el Rose Bowl -Tazón de las Rosas, en idioma español- de Pasadena) para levantar nuestro vehículo a 36.580 metros (120.000 pies)”, dijo Mark Adler, quien es el gerente del proyecto del Desacelerador Supersónico de Baja Densidad, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés), de la NASA. “Desde allí, lo dejamos caer durante un segundo y medio. Luego, solo debe adquirir altura y velocidad; y después debe frenar”. 

Una fracción de segundo después de caer desde el globo, y a unos pocos metros debajo de él, se encenderán cuatro pequeños motores de cohete con el fin de poner a punto el platillo y estabilizarlo giroscópicamente. Medio segundo después, un motor de cohete Star 48B, de combustible sólido y tobera larga, alcanzará un empuje de 7.937 kilogramos (17.500 libras), y enviará al vehículo de prueba hacia el límite de la estratosfera. 

image
 
 Un vehículo con forma de platillo volador, diseñado para poner a prueba dispositivos de aterrizaje interplanetarios cuelga de una torre, listo para su lanzamiento en la Planta de Misiles del Pacífico. Más información, en idioma inglés 
 
“Nuestro objetivo es lograr una altitud y una velocidad que estimulen la clase de ambiente con la que uno de nuestros vehículos se encontraría al volar en la atmósfera marciana”, dijo Ian Clark, quien es el principal investigador del proyecto LDSD, en el JPL. “Llegamos al punto máximo a alrededor de los 54.860 metros (alrededor de 180.000 pies) y de la velocidad Mach 4. Luego, al desacelerar a Mach 3,8, desplegamos el primero de dos nuevos sistemas de frenos atmosféricos”. 

“Después de años de imaginación, ingeniería y arduo trabajo, pronto veremos a nuestro Keiki oka honua, nuestro ‘muchacho de la Tierra’, mostrarnos lo que tiene”, dice Adler. “Si nuestro platillo volador bate sus récords de velocidad y altitud, será un día grandioso”. 

El equipo de gestión del proyecto decidió también hacer volar dos tecnologías de desaceleración supersónicas que serán puestas a prueba exhaustivamente durante dos pruebas de vuelo más del LDSD, el año próximo. Si el vehículo de prueba de este año vuela como se espera, el equipo del LDSD puede llegar a obtener un tesoro oculto de datos sobre cómo funcionan el Desacelerador Aerodinámico Inflable Supersónico (Supersonic Inflatable Aerodynamic Decelerator o SIAD-R, por su sigla en idioma inglés), de 6 metros, y el paracaídas supersónico un año antes de lo planeado. 

El SIAD-R, el cual es esencialmente una rosquilla inflable que aumenta el tamaño del vehículo y, como resultado, incrementa su arrastre, se despliega una velocidad de alrededor de Mach 3,8. Este desacelerador rápidamente frenará el vehículo a una velocidad de Mach 2,5, donde el paracaídas supersónico más grande de la historia golpeará primero el flujo supersónico. Se espera que aproximadamente 45 minutos más tarde el platillo realice un aterrizaje controlado en el océano Pacífico, en las costas de Hawái. 

NASA TV transmitirá imágenes en vivo y comentarios sobre la prueba de ingeniería del LDSD. El vehículo de prueba transporta varias cámaras a bordo. Se espera que el video de las partes seleccionadas de la prueba, incluyendo el ascenso impulsado por cohete, se pueda descargar durante transmisión. 

Los sitios en Internet que reproducirán el video en vivo incluyen a: http://www.nasa.gov/nasatv y http://www.ustream.tv/nasajpl2.

sábado, 21 de junio de 2014

Una eyección de masa coronal, de tipo Carrington, pasa muy cerca de la Tierra

18 de mayo de 2014: El mes último (desde el 8 al 11 de abril), científicos, funcionarios del gobierno, planificadores de emergencias y otras personas se reunieron en Boulder, Colorado, con el fin de asistir al Taller sobre Clima Espacial (Space Weather Workshop, en idioma inglés), de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration, en idioma inglés, o Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, en idioma español). Este taller es una reunión anual que tiene como objetivo debatir sobre los peligros y las probabilidades de que ocurran tormentas solares.
El actual ciclo solar es más débil que lo usual; de modo que, en consecuencia, podríamos esperar un sencillo encuentro. Pero, por el contrario, los pasillos y las salas de reuniones bullían con entusiasmo por una intensa tormenta solar que estuvo a punto de tocar la Tierra.
“Si hubiera tocado tierra, todavía estaríamos recogiendo los pedazos”, dice Daniel Baker, de la Universidad de Colorado, quien presentó la charla “El Principal Evento de Erupción Solar en Julio de 2012: Definiendo los Escenarios del Clima Espacial Extremo” (The Major Solar Eruptive Event in July 2012: Defining Extreme Space Weather Scenarios,en idioma inglés). 

splash
En un nuevo video de ScienceCast se relata el paso cercano de una supertormenta solar, en julio de 2012. Reproducir el video, en idioma inglés 
 
Este paso tan cercano tuvo lugar hace casi dos años. El 23 de julio de 2012, una nube de plasma o “EMC” (“CME”, por su sigla en idioma inglés) salió despedida desde el Sol a una velocidad de 3000 km/s, más que cuatro veces más rápido que una erupción típica. La tormenta atravesó la órbita de la Tierra pero por suerte nuestro planeta no estaba allí. En cambio, golpeó a la nave espacial STEREO-A. Los investigadores han estado analizando los datos desde entonces y llegaron a la conclusión de que la tormenta fue una de las más potentes que se han registrado en la historia. “Podría haber sido más fuerte que el Evento Carrington mismo”, señala Baker.
 
 
Se denominó Evento Carrington a una serie de ponderosas EMC que golpearon la Tierra de frente, en septiembre del año 1859, desencadenando así auroras boreales tan al sur como en Tahití. Las intensas tormentas geomagnéticas hicieron que las líneas telegráficas del mundo sacaran chispas, incendiando así algunas oficinas telegráficas y también inhabilitando la ‘Internet victoriana’. En la actualidad, una tormenta similar podría tener un efecto catastrófico sobre las redes de energía eléctrica modernas y sobre las redes de telecomunicaciones. Según un estudio llevado a cabo por la Academia Nacional de Ciencias (National Academy of Sciences, en idioma inglés), el impacto económico total podría exceder los 2 billones de dólares o 20 veces más que los costos del huracán Katrina. Podría tomar años reparar los transformadores, de grandes toneladas, calcinados por una tormenta como esa y eso afectaría la seguridad nacional.
Un reciente artículo publicado en Nature Communications y escrito conjuntamente por Janet G. Luhmann, una especialista en física espacial, de la Universidad de California, Berkeley, y por Ying D, un ex postdoctorado, describe qué es lo que confirió su potencia a la tormenta de julio de 2012, la cual fue similar al Evento Carrington. Por un lado, la EMC fue, en verdad, dos EMCs separadas por solamente 10 a 15 minutos. Esta nube de tormenta doble viajó a través de una región del espacio que había sido “limpiada” por otra EMC apenas cuatro días antes. Como resultado, las EMC no fueron desaceleradas tanto como es usual por su tránsito a través del medio interplanetario. 

image
Un informe llevado a cabo por la Academia Nacional de Ciencias detalla las consecuencias de las tormentas solares extremas. Más información
 
Si la erupción hubiera ocurrido apenas una semana antes, el sitio de la explosión hubiera estado apuntando hacia la Tierra, en vez de hacerlo hacia el costado; de modo que escapamos de la tormenta por poco.
Cuando el Evento Carrington envolvió la Tierra en el siglo XIX, las tecnologías de la época no eran muy sensibles a las alteraciones electromagnéticas. Por otro lado, la sociedad moderna depende mucho de las tecnologías sensibles al Sol, como los GPS (Global Positioning System, en idioma inglés, o Sistema de Posicionamiento Global, en idioma español), las comunicaciones satelitales e Internet.
“El efecto de una tormenta como esa sobre nuestras tecnologías modernas sería tremendo”, dice Luhmann.
Durante debates informales que tuvieron lugar en el taller, Nat Gopalswamy, del Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center, en idioma inglés), destacó que “sin las sondas STEREO, de la NASA, podría haber sucedido que nunca conociéramos la intensidad de la supertormenta que se produjo en el año 2012. Esto demuestra el valor de tener ‘boyas para el clima espacial’ ubicadas alrededor del Sol”.
Asimismo, esto destaca la potencia del Sol incluso durante las llamadas “épocas de calma”. Muchos observadores han notado que el ciclo solar actual es débil, quizás el más débil en 100 años. Claramente, hasta un ciclo solar débil puede producir una tormenta muy fuerte.
Baker dice: “Tenemos que estar preparados”.

domingo, 6 de abril de 2014

Diez años más para la EEI

14 de febrero de 2014: Pueden suceder muchas cosas en 10 años. Durante la última década, un laboratorio internacional, muy conocido pero con frecuencia menospreciado, ha estado generando resultados a un ritmo extraordinario. Utilizando sus capacidades únicas,
  • los ingenieros desarrollaron un brazo robot de precisión que ayuda a los cirujanos a extraer tumores del cerebro humano;
  • los experimentadores aprendieron a encender fuego sin llama, una tecnología anti-intuitiva que podría conducir a la fabricación de motores de automóviles súper eficientes;
  • los físicos contaron cientos de miles de partículas de anti-materia entre los rayos cósmicos normales, lo que es un signo inequívoco de la misteriosa materia oscura;
  • los investigadores unieron átomos en formas exóticas, creando así los bloques fundamentales de los materiales inteligentes del futuro;…y mucho más.
Ese laboratorio es la Estación Espacial Internacional (EEI, por su sigla en idioma español o International Space Station o ISS, por su sigla en idioma inglés). 

Un nuevo video de ScienceCast presenta un adelanto de la próxima década de investigaciones que se llevarán a cabo a bordo de la Estación Espacial Internacional. Reproducir el video (en idioma inglés) 
 
“Los logros de los últimos 10 años son notables; especialmente considerando que la estación espacial todavía estaba en construcción”, destaca Julie Robinson, quien es una científica del programa para la EEI. “Ahora que la estación está terminada, nos han otorgado al menos 10 años más”. 

En enero, el gobierno de Obama anunció una extensión de la misión de la Estación Espacial Internacional hasta, al menos, el año 2024. El tiempo adicional permite a la NASA y a otras agencias espaciales del mundo ir en busca de ciertos objetivos importantes. 

Por un lado, la EEI es vital para los viajes de larga duración a través del espacio profundo. “Eso puede sonar irónico dado que la estación espacial nunca abandona la órbita de la Tierra”, dice Robinson, “pero hemos determinado que las investigaciones en la estación son necesarias para mitigar 21 de 32 riesgos para la salud humana asociados con las misiones espaciales de larga duración. La ruta hacia Marte pasa por la EEI”.

Ella agrega que las investigaciones médicas relacionadas con los astronautas ayudan a las personas en la Tierra también. Los tratamientos para la osteopenia y para el deterioro muscular, y los avances en la telemedicina, son apenas unos pocos de los beneficios indirectos que se han llevado a los hospitales desde que comenzó el programa de la EEI. 

Durante los próximos 10 años, una colección de “organismos modelo” se unirá a los astronautas en la EEI para poder llevar a cabo estudios avanzados sobre ciencias biológicas. Los nuevos “miembros de la tripulación” incluyen algas, moscas de la fruta y roedores (todos ellos comparten una sorprendente cantidad de ADN con los seres humanos). “Al estudiar estos organismos en la microgravedad, aprenderemos mucho sobre nosotros mismos”, señala. 

A pesar de que Robinson tiene un título universitario en biología, algunos de sus experimentos favoritos son los que están asociados al área de la física fundamental. Por ejemplo, dice, “el programa del Espectrómetro Magnético Alfa (Alpha Magnetic Spectrometer, en idioma inglés) de la estación, dirigido por Samuel Ting (quien fue reconocido con un premio Nobel), está listo para realizar descubrimientos sobre la naturaleza de la materia oscura”. Otro proyecto emocionante es el Laboratorio de Átomos Fríos (Cold Atom Lab, en idioma inglés), cuyo lanzamiento está programado para el año 2016. “Vamos a crear el sitio más frío del universo conocido en el interior de la EEI”, dice. “Esto permitirá a los investigadores estudiar formas exóticas de la cuántica, como los condensados de Bose-Einstein”. 

Con la “gran canica azul” acercándose a su ventana, la estación espacial es una poderosa plataforma para las ciencias de la Tierra. Los sensores que están en construcción, y cuyo lanzamiento está programado para los próximos años, incluyen instrumentos para la predicción de huracanes, estudios sobre el clima mundial y los peligros de los rayos. “La extensión de la misión de la estación espacial permite que los instrumentos científicos de la Tierra reúnan conjuntos de datos a más largo plazo”, destaca Robinson. “Algunos de los sensores que ya tenemos reunirán un 90% más de datos durante la década venidera”. 

La extensión del programa de la estación por 10 años más también impulsa el desarrollo del programa espacial comercial de Estados Unidos. Las firmas SpaceX y Orbital Sciences Corp., que están contratadas para proveer cargamento a la estación, ahora pueden aspirar a competir por futuros contratos. SpaceX, Boeing y Sierra Nevada también están interesadas en enviar equipos a la estación para el año 2017. A medida que los proveedores comerciales brindan acceso a la órbita de la Tierra a un costo más bajo, nos estamos encaminando hacia el día en el cual los científicos viajarán al espacio para hacer sus propios experimentos, de primera mano. 

Diez años más, por cierto. Para obtener más información sobre las investigaciones que se llevan a cabo en la Estación Espacial Internacional, visite: nasa.gov/station.