sábado, 17 de junio de 2017

Descubren un Planeta más Caliente que la Mayoría de las Estrellas

06.06.17.- Un planeta recién descubierto similar a Júpiter está tan caliente, que está siendo vaporizado por su propia estrella.

Con una temperatura diurna de más de 7.800 grados Fahrenheit (4600 Kelvin), KELT-9b es un planeta que es más caliente que la mayoría de las estrellas. Pero su estrella azul de tipo A, llamada KELT-9, es aún más caliente - de hecho, es probable que el planeta pueda deshacerse a través de la evaporación.

"Este es el planeta gigante de gas más caliente que se haya descubierto", dijo Scott Gaudi, profesor de astronomía en la Universidad Estatal de Ohio en Columbus, quien dirigió un estudio sobre el tema.
KELT-9b es 2,8 veces más masivo que Júpiter, pero sólo la mitad de denso. Los científicos creen que el planeta tiene un radio más pequeño, pero la radiación extrema de su estrella ha causado que la atmósfera del planeta se hinche como un globo.

Debido a que el planeta está anclado por las mareas de su estrella - como la luna a la Tierra - un lado del planeta está siempre orientado hacia la estrella, y un lado está en perpetua oscuridad. Moléculas tales como agua, dióxido de carbono y metano no se pueden formar en el lado diurno porque es bombardeado por la radiación ultravioleta. Las propiedades del lado nocturno siguen siendo misteriosas - las moléculas pueden ser capaces de formarse allí, pero probablemente sólo temporalmente.

“Es un planeta por cualquiera de las definiciones típicas de masa, pero su atmósfera es casi seguramente diferente a cualquier otro planeta que hayamos visto sólo por la temperatura de su lado diurno”, dijo Gaudi.

La estrella KELT-9 tiene sólo 300 millones de años, lo cual es joven para la edad de una estrella. Tiene  más del doble de tamaño que nuestro Sol, y casi el doble de calor. Dado que la atmósfera del planeta se destruye constantemente con altos niveles de radiación ultravioleta, el planeta incluso podría albergar una cola de material planetario evaporado como un cometa.

“KELT-9 irradia tanta radiación ultravioleta que podría evaporar por completo el planeta," dijo Keivan Stassun, profesor de física y astronomía en la Universidad de Vanderbilt, Nashville, Tennessee, que dirigió el estudio con Gaudí. “KELT-9 se hinchará para convertirse en una estrella gigante roja en unos pocos cientos de millones de años”, dijo Stassun. “Las perspectivas a largo plazo para la vida en KELT-9b no se ven bien.”

El planeta también es inusual, ya que orbita perpendicular al eje de rotación de la estrella. Eso sería análogo al planeta en órbita perpendicular al plano de nuestro sistema solar. Un "año" en este planeta es menos de dos días.

KELT-9b no está ni cerca de la habitabilidad, pero Gaudí dijo que hay una buena razón para estudiar mundos que son inhabitables en el extremo.

Un planeta recién descubierto similar a Júpiter está tan caliente, que está siendo vaporizado por su propia estrella.

Un planeta recién descubierto similar a Júpiter está tan caliente, que está siendo vaporizado por su propia estrella. Image Credit: NASA/JPL-Caltech

sábado, 3 de junio de 2017

NASA Presenta los Primeros Resultados Científicos de la Misión Juno

27.05.17.- Los resultados científicos iniciales de la misión Juno de la NASA a Júpiter retratan al mayor de los planetas de nuestro Sistema Solar como un mundo complejo, gigantesco, turbulento… con ciclones del tamaño de la Tierra en los polos, sistemas de tormentas que descienden hacia el corazón del gigante de gas, y un enrome campo magnético e irregular que podría generarse más cerca de la superficie del planeta de lo que se pensaba.


La sonda espacial Juno fue lanzada el 5 de Agosto de 2011, entrando en la órbita de Júpiter el 4 de Julio de 2016. Los hallazgos ahora presentados corresponden al primer sobrevuelo de recolección de datos, que voló a 4.200 kilómetros de los remolinos de nubes de Júpiter el pasado 27 de Agosto.


“Estamos muy contentos de compartir estos primeros descubrimientos, que nos ayudan a comprender mejor lo que hace que Júpiter sea tan fascinante”, dijo Diane Brown, encargada del programa de Juno de la NASA en Washington. "Fue un largo viaje llegar a Júpiter, pero estos primeros resultados ya demuestran que ha valido la pena el viaje.”


"Hay tantas cosas aquí que no esperábamos que hubiéramos tenido que dar un paso atrás y empezar a repensar esto como un Júpiter completamente nuevo", dijo Scott Bolton, investigador principal de Juno en el Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio.


Entre los hallazgos que desafían lo supuesto hasta ahora figuran los proporcionados por la cámara de Juno, JunoCam. Las imágenes muestran que ambos polos de Júpiter están cubiertos por tormentas del tamaño de la Tierra que están densamente agrupadas y rozándose entre sí.


"Estamos perplejos en cuanto a cómo podrían formarse, lo estable que es su configuración y por qué el polo norte de Júpiter no se parece al polo sur", dijo Bolton. "Estamos cuestionando si se trata de un sistema dinámico, y estamos viendo sólo una etapa. Durante el próximo año, vamos a ver si desaparece, o es una configuración estable y estas tormentas están circulando unas alrededor de otras."


Otra sorpresa viene del radiómetro de microondas de Juno (MWR), que muestra la radiación térmica de microondas de la atmósfera de Júpiter, desde la parte superior de las nubes de amoníaco hasta el fondo de su atmósfera. Los datos del MWR indican que las cinturones y otras zonas icónicas de Júpiter son misteriosos, con el cinturón cerca del ecuador penetrando hasta el fondo, mientras que en otras latitudes parecen evolucionar a otras estructuras. Los datos sugieren que el amoníaco es bastante variable y continúa aumentando tan lejos como se puede ver con MWR, que es de unos cientos de kilómetros.  


Antes de la misión Juno, se sabía que Júpiter tenía el campo magnético más intenso en el sistema solar. Las mediciones de la magnetosfera del planeta masivo con el magnetómetro de Juno (MAG), indican que el campo magnético de Júpiter es incluso más fuerte que los modelos esperados, y su forma más irregular. Los datos del MAG indican que el campo magnético excedió en gran medida las expectativas en 7.766 Gauss, aproximadamente 10 veces más fuerte que el campo magnético más fuerte encontrado en la Tierra.


"Juno nos está dando una visión del campo magnético cercano a Júpiter que nunca hemos tenido antes", dijo Jack Connerney, investigador principal adjunto de Juno y el líder de la misión de investigación de campo magnético en el Centro espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. "Ya vemos que el campo magnético parece voluminoso: es más fuerte en algunos lugares y más débil en otros. Esta distribución desigual sugiere que el campo puede ser generado por la acción de una dinamo más cerca de la superficie, por encima de la capa de hidrógeno metálico. Cada sobrevuelo nos acerca a más a poder determinar dónde y cómo funciona la dinamo de Júpiter".


Juno también está diseñada para estudiar la magnetosfera polar y el origen de las poderosas auroras de Júpiter. Estas emisiones de auroras son causadas por partículas que recogen la energía y golpean las moléculas atmosféricas. Las observaciones iniciales de Juno indican que el proceso parece funcionar de manera diferente en Júpiter que en la Tierra.
Juno está en una órbita polar alrededor de Júpiter, y la mayoría de cada órbita tiene lugar lejos del gigante del gas. 

Pero, una vez cada 53 días, su trayectoria se aproxima a Júpiter desde arriba de su polo norte, donde comienza un tránsito de dos horas (de polo a polo) volando de norte a sur con sus ocho instrumentos científicos recolectando datos e imágenes con su cámara JunoCam. La descarga de seis megabytes de datos recogidos durante el tránsito puede llevar día y medio.



El polo sur de Júpiter, observado por la nave espacial Juno desde una distancia de 52000 kilómetros. Las estructuras ovales son ciclones de hasta 1000 km de diámetro.  

Image Credit: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Betsy Asher Hall/Gervasio Robles

sábado, 27 de mayo de 2017

NASA Presenta los Primeros Resultados Científicos de la Misión Juno

27.05.17.- Los resultados científicos iniciales de la misión Juno de la NASA a Júpiter retratan al mayor de los planetas de nuestro Sistema Solar como un mundo complejo, gigantesco, turbulento… con ciclones del tamaño de la Tierra en los polos, sistemas de tormentas que descienden hacia el corazón del gigante de gas, y un enrome campo magnético e irregular que podría generarse más cerca de la superficie del planeta de lo que se pensaba.


La sonda espacial Juno fue lanzada el 5 de Agosto de 2011, entrando en la órbita de Júpiter el 4 de Julio de 2016. Los hallazgos ahora presentados corresponden al primer sobrevuelo de recolección de datos, que voló a 4.200 kilómetros de los remolinos de nubes de Júpiter el pasado 27 de Agosto.


“Estamos muy contentos de compartir estos primeros descubrimientos, que nos ayudan a comprender mejor lo que hace que Júpiter sea tan fascinante”, dijo Diane Brown, encargada del programa de Juno de la NASA en Washington. "Fue un largo viaje llegar a Júpiter, pero estos primeros resultados ya demuestran que ha valido la pena el viaje.”


"Hay tantas cosas aquí que no esperábamos que hubiéramos tenido que dar un paso atrás y empezar a repensar esto como un Júpiter completamente nuevo", dijo Scott Bolton, investigador principal de Juno en el Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio.


Entre los hallazgos que desafían lo supuesto hasta ahora figuran los proporcionados por la cámara de Juno, JunoCam. Las imágenes muestran que ambos polos de Júpiter están cubiertos por tormentas del tamaño de la Tierra que están densamente agrupadas y rozándose entre sí.


"Estamos perplejos en cuanto a cómo podrían formarse, lo estable que es su configuración y por qué el polo norte de Júpiter no se parece al polo sur", dijo Bolton. "Estamos cuestionando si se trata de un sistema dinámico, y estamos viendo sólo una etapa. Durante el próximo año, vamos a ver si desaparece, o es una configuración estable y estas tormentas están circulando unas alrededor de otras."


Otra sorpresa viene del radiómetro de microondas de Juno (MWR), que muestra la radiación térmica de microondas de la atmósfera de Júpiter, desde la parte superior de las nubes de amoníaco hasta el fondo de su atmósfera. Los datos del MWR indican que las cinturones y otras zonas icónicas de Júpiter son misteriosos, con el cinturón cerca del ecuador penetrando hasta el fondo, mientras que en otras latitudes parecen evolucionar a otras estructuras. Los datos sugieren que el amoníaco es bastante variable y continúa aumentando tan lejos como se puede ver con MWR, que es de unos cientos de kilómetros.  


Antes de la misión Juno, se sabía que Júpiter tenía el campo magnético más intenso en el sistema solar. Las mediciones de la magnetosfera del planeta masivo con el magnetómetro de Juno (MAG), indican que el campo magnético de Júpiter es incluso más fuerte que los modelos esperados, y su forma más irregular. Los datos del MAG indican que el campo magnético excedió en gran medida las expectativas en 7.766 Gauss, aproximadamente 10 veces más fuerte que el campo magnético más fuerte encontrado en la Tierra.


"Juno nos está dando una visión del campo magnético cercano a Júpiter que nunca hemos tenido antes", dijo Jack Connerney, investigador principal adjunto de Juno y el líder de la misión de investigación de campo magnético en el Centro espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. "Ya vemos que el campo magnético parece voluminoso: es más fuerte en algunos lugares y más débil en otros. Esta distribución desigual sugiere que el campo puede ser generado por la acción de una dinamo más cerca de la superficie, por encima de la capa de hidrógeno metálico. Cada sobrevuelo nos acerca a más a poder determinar dónde y cómo funciona la dinamo de Júpiter".


Juno también está diseñada para estudiar la magnetosfera polar y el origen de las poderosas auroras de Júpiter. Estas emisiones de auroras son causadas por partículas que recogen la energía y golpean las moléculas atmosféricas. Las observaciones iniciales de Juno indican que el proceso parece funcionar de manera diferente en Júpiter que en la Tierra.


Juno está en una órbita polar alrededor de Júpiter, y la mayoría de cada órbita tiene lugar lejos del gigante del gas. Pero, una vez cada 53 días, su trayectoria se aproxima a Júpiter desde arriba de su polo norte, donde comienza un tránsito de dos horas (de polo a polo) volando de norte a sur con sus ocho instrumentos científicos recolectando datos e imágenes con su cámara JunoCam. La descarga de seis megabytes de datos recogidos durante el tránsito puede llevar día y medio.



El polo sur de Júpiter, observado por la nave espacial Juno desde una distancia de 52000 kilómetros. Las estructuras ovales son ciclones de hasta 1000 km de diámetro. Image Credit: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Betsy Asher Hall/Gervasio Robles

sábado, 20 de mayo de 2017

Detectan una Atmósfera Inesperadamente Primitiva Rodeando a un “Neptuno Cálido”

13.05.17.- Un estudio que combina observaciones de los telescopios espaciales Hubble y Spitzer de la NAA ha revelado que el lejano planeta HAT-P-26b posee una atmósfera primitiva compuesta casi por competo de hidrógeno y helio. Situado a 437 años luz de distancia, HAT-P-26b orbita una estrellas que es el doble de vieja que el Sol.


El análisis es uno de los estudios más detallados hasta la fecha de un “Neptuno cálido,” un planeta que tiene el tamaño de Neptuno y se encuentra cerca de su estrella. Los investigadores determinaron que la atmósfera de HAT-P-26b está relativamente libre de nubes y posee una fuerte indicación de agua, aunque el planeta no sea un mundo de agua. Se trata de la mejor medición hasta la fecha de agua en un exoplaneta de este tamaño.


El descubrimiento de una atmósfera con esta composición en este exoplaneta tiene consecuencias sobre lo que piensan los científicos acerca del nacimiento y desarrollo de los sistemas planetarios. Comparado con Neptuno y Urano, los planetas de nuestro Sistema Solar con una masa similar, HAT-P-26b probablemente se formó más cerca de su estrella nodriza o más tarde en el desarrollo de su sistema planetario, o ambos.


“Los astrónomos han comenzado a investigar las atmósferas de estos distantes planetas con la masa de Neptuno, y casi de inmediato, hemos encontrado un ejemplo que va en contra de la tendencia de nuestro sistema solar”, dijo Hannah Wakeford, investigador postdoctoral en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, y autor principal del estudio publicado el 12 Mayo de 2017 en la revista Science. “Este tipo de resultado inesperado es la razón por que realmente me gusta explorar las atmósferas de planetas alienígenas.”


Para estudiar la atmósfera de HAT-P-26b, los investigadores utilizaron datos de tránsitos - cuando el planeta pasa por delante de su estrella anfitriona. Durante un tránsito, una fracción de la luz estelar se filtra a través de la atmósfera del planeta, que absorbe algunas longitudes de onda de la luz, pero no otras. Observando cómo las firmas de luz de las estrellas cambian como resultado de este filtrado, los investigadores pueden trabajar hacia atrás para averiguar la composición química de la atmósfera.
En este caso, el equipo agrupó los datos de cuatro tránsitos medidos por el Hubble y dos vistos por Spitzer. Juntas, estas observaciones cubrieron una amplia gama de longitudes de onda de la luz amarilla a través de la región del infrarrojo cercano.


Como el estudio proporcionó una medida precisa del agua, los investigadores han podido utilizarla para estimar lo rico que es el planeta en elementos “metálicos”, es decir, más pesados que el hidrógeno y el helio, lo que a su vez indica cómo se formó el planeta.


Para comparar los planetas por sus metalicidades, los científicos utilizan el Sol como un punto de referencia, casi como describir cuánto bebidas tienen cafeína comparándolas con una taza de café. Júpiter tiene una metalicidad alrededor de 2 a 5 veces la del Sol. La de Saturno es aproximadamente 10 veces más que la del Sol. Estos valores relativamente bajos significan que los dos gigantes de gas están compuestos casi por completo de hidrógeno y helio.


Los gigantes de hielo Neptuno y Urano son más pequeños que los gigantes de gas pero más ricos en elementos más pesados, con metalicidades de alrededor de 100 veces la del Sol. Por lo tanto, para los cuatro planetas exteriores de nuestro sistema solar, la tendencia es que las metalicidades son más bajas para los planetas más grandes.


Los científicos creen que esto sucedió porque, cuando el sistema solar fue tomando forma, Neptuno y Urano se formaron en una región hacia las afueras de un enorme disco de polvo, gas y escombros que se arremolinaba alrededor del sol inmaduro. Resumiendo el complicado proceso de formación planetaria en pocas palabras: Neptuno y Urano habrían sido bombardeados con un montón de escombros helados que eran ricos en elementos más pesados. Júpiter y Saturno, que se formaron en una parte más caliente del disco, se habrían encontrado con menos de los restos helados.
Dos planetas más allá de nuestro sistema solar también se ajustan a esta tendencia. Uno de ellos es el planeta con la masa de Neptuno HAT-P-11b. El otro es WASP-43b, un gigante de gas dos veces más masivo que Júpiter.


Pero Wakeford y sus colegas descubrieron que HAT-P-26b rompe esa tendencia. Determinaron que su metalicidad es de sólo 4,8 veces la del Sol, mucho más cercano al valor de Júpiter que de Neptuno.

“Este análisis demuestra que hay mucha más diversidad en las atmósferas de estos exoplanetas de lo que esperábamos, lo que nos da una idea de cómo los planetas pueden formarse y evolucionar de manera diferente en nuestro sistema solar”, dijo David K. Sing de la Universidad de Exeter y segundo autor del artículo.



La atmósfera de un lejano “Neptuno cálido” HAT-P-26b, ilustrado aquí, es inesperadamente primitiva, compuesta principalmente por hidrógeno y helio. Image Credit: NASA/GSFC

sábado, 13 de mayo de 2017

La Fusión de Galaxias Tiene Agujeros Negros Encubiertos

10.05.17.- Los agujeros negros tienen mala fama en la cultura popular porque tragan todo lo que hay a su alrededor. En realidad, estrellas, gas y polvo pueden estar en órbita alrededor de los agujeros negros durante largos periodos de tiempo, hasta que una perturbación grande empuje el material hacia el interior.


Una fusión de dos galaxias es una perturbación de este tipo. Cuando las galaxias se combinan y sus agujeros negros centrales se aproximan uno al otro, el gas y el polvo de los alrededores son empujados hacia sus respectivos agujeros negros. Una enorme cantidad de radiación de alta energía es emitida cuando el material se precipita en espiral rápidamente hacia el agujero negro hambriento, que se convierte en lo que los astrónomos llaman un núcleo galáctico activo (AGN).


Un nuevo estudio utilizando el telescopio NuSTAR de la NASA demuestra que en las fases finales de la fusión de galaxias, se ha precipitado tan gran cantidad de gas y de polvo hacia el agujero negro que el AGN, de enorme brillo, queda oculto por ellos. El efecto combinado de la gravedad de las dos galaxias frena las velocidades de giro del gas y el polvo y esta pérdida de energía hace que el material se precipite hacia el agujero negro.


“Cuanto más avanzada es la fusión, más envuelto será el AGN”, dijo Claudio Ricci, autor principal del estudio. “Las galaxias que se hallan en un proceso de unión muy avanzado se encuentra completamente cubiertas por un envoltorio de gas y polvo”.


Ricci y sus colegas observaron las emisiones de rayos X de 52 galaxias. Aproximadamente, la mitad de ellas estaban en la fase final de una fusión. Además de la información del NuSTAR, los investigadores utilizaron la data de Swift y Chandra de la NASA, así como el XMM-Newton de ESA.





Comparaciónnd el crecimiento de un agujero negro supermasivo en dos tipos diferentes de galaxias. Image Credit: NASA/National Astronomical Observatory of Japan

sábado, 29 de abril de 2017

Cassini, Voyager e IBEX Ofrecen una Nueva Imagen de la Interacción del Sol con la Galaxia

25.04.17.- Nuevo datos de la misión Cassini, junto con mediciones de las dos naves espaciales Voyager e IBEX de la NASA sugieren que nuestro Sol y los planetas están rodeados por un gigante sistema de campo magnético desde el Sol, con forma casi esférica, lo que pone en duda la opinión alternativa de que los campos magnéticos solares se arrastran detrás del Sol en forma de una larga cola de cometa.

El Sol libera un flujo constante de material solar magnético - llamado viento solar - que llena el sistema solar interior, y que se extiende más allá de la órbita de Neptuno. Este viento solar crea una burbuja, de unos 37 millones de kilómetros de ancho, llamada heliosfera. Todo nuestro sistema solar, incluyendo la heliosfera, se mueve a través del espacio interestelar. La imagen predominante de la heliosfera era una estructura con forma de cometa, con una cabeza redondeada y una cola extendida. 

Pero los nuevos datos que cubren todo un ciclo de 11 años de actividad solar muestran que tal vez no sea así: la heliosfera puede ser redondeada en ambos extremos, haciendo que su forma sea casi esférica.

"En lugar de una prolongada cola parecida a un cometa, esta burbuja irregular de la heliosfera se debe al fuerte campo magnético interestelar - mucho más fuerte de lo que se esperaba en el pasado - combinada con el hecho de que la relación entre la presión de partículas y la presión magnética dentro de la heliosfera es alta," dijo Kostas Dialynas, científico espacial en la Academia de Atenas en Grecia y autor principal del estudio.

Un instrumento de Cassini, que ha estado explorando el sistema de Saturno durante más de una década, ha dado a los científicos nuevas pistas cruciales sobre la forma del final de la heliosfera, a menudo llamada heliocola. Cuando las partículas cargadas del sistema solar interno alcanzan el límite de la heliosfera, a veces se someten a una serie de intercambios de carga con átomos de gas neutro del medio interestelar, cayendo y recuperando electrones a medida que viajan a través de esta vasta región límite. Algunas de estas partículas se tornan hacia atrás, hacia el sistema solar interno, como átomos neutros de movimiento rápido, que pueden ser medidos por Cassini.

“El instrumento Cassini fue diseñado a imagen de los iones que se encuentran atrapados en la magnetosfera de Saturno,” dijo Tom Krimigis, director de los instrumento de las misiones Voyager y Cassini de la NASA con sede en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Laurel, Maryland, y uno de los autores del estudio. “Nunca pensamos que íbamos a ver lo que estamos viendo y ser capaces de imaginar los límites de la heliosfera”.

Debido a que estas partículas se mueven a una pequeña fracción de la velocidad de la luz, sus viajes desde el Sol hasta el borde de la heliosfera y vuelta tardan años. Así que cuando el número de partículas que vienen del Sol cambia - normalmente como resultado de su ciclo de actividad de 11 año s- tardan años antes de que esto se refleje en la cantidad de átomos neutros que vuelven al sistema solar.
 
Las nuevas medidas de Cassini de estos átomos neutrales revelaron algo inesperado: las partículas provenientes de la cola de la heliosfera reflejan los cambios en el ciclo solar casi exactamente tan rápido como los que vienen del extremo de la heliosfera.

“Si la cola de la heliosfera se extendiese como un cometa, es de esperar que los patrones del ciclo solar se mostrarían mucho más tarde en los átomos neutros medidos”, dijo Krimigis.

Pero debido a que los patrones de la actividad solar se muestran tan rápidamente en las partículas de la cola como en las de la nariz, eso implica que la cola está a la misma distancia de nosotros que la nariz. Esto significa que la cola larga, similar a un cometa, que los científicos imaginaron, puede no existir en absoluto, en su lugar la heliosfera puede ser casi redonda y simétrica.

Una heliosfera redondeada podría provenir de una combinación de factores. Los datos de la Voyager 1 muestran que el campo magnético interestelar más allá de la heliosfera es más fuerte de lo que se pensaba anteriormente, lo que significa que podría interactuar con el viento solar en los bordes de la heliosfera y compactar la cola de la heliosfera.

La estructura de la heliosfera juega un papel importante en cómo las partículas del espacio interestelar - llamadas rayos cósmicos - alcanzan el sistema solar interno, donde están la Tierra y los otros planetas.

“Estos datos de las naves Voyager 1 y 2, Cassini y IBEX ofrecen a la comunidad científica un golpe de suerte para el estudio de los confines del viento solar”, dijo Arik Posner, científico del programa Voyager e IBEX de la NASA en Washington, DC. “A medida que continuamos recopilando datos de los bordes de la heliosfera, estos datos nos ayudarán a comprender mejor el límite interestelar que ayuda a proteger el ambiente terrestre de los dañinos rayos cósmicos."


Los nuevos datos de las misiones Cassini, Voyager e IBEX de la NASA muestran que la heliosfera - la burbuja de influencia magnética del Sol que rodea el sistema solar interior - puede ser mucho más compacta y redondeada de lo que se pensaba. Image Credit: Dialynas, et al. (izquierda.); NASA (derecha.)

domingo, 16 de abril de 2017

Domingo de Pascua 2017





En distintos momentos advierte Jesús que aceptar su doctrina reclama la virtud de la fe por parte de sus discípulos. Lo recuerda de modo especial a sus Apóstoles; a aquellos que escogió para que, siguiéndole más de cerca todos los días, vivieran para difundir su doctrina. Serían responsables de esa tarea, de modo especial, a partir de su Ascensión a los cielos, a partir del momento en que ya no le vería la gente, ni ellos contarían con su presencia física, ni con sus palabras, ni con la fuerza persuasiva de sus milagros. Metidos de lleno en la Pascua –tiempo de alegría porque consideramos la vida gloriosa a la que Dios nos ha destinado–, meditamos en la virtud de la fe, le decimos al Señor como los Apóstoles: auméntanos la fe: concédenos un convencimiento firme, inmutable de tu presencia entre nosotros y, por ello, de tu victoria, por el auxilio que nos has prometido. Que nos apoyemos en tu palabra, Señor, ya que son las tuyas palabras de vida eterna. Así lo declaró Pedro, cabeza de los Apóstoles, cuando bastantes dudaron y se alejaron: ¿A quién iremos? –afirmó, en cambio, el Príncipe de los Apóstoles– Tú tienes palabras de vida eterna. A poco de haber convivido con Jesús, todos comprendían que merecía un asentimiento de fe. Si tuvierais fe... Creed..., les animaba el Señor. Era necesario, sin embargo, afirmar su enseñanza expresamente, recordarla y establecerla como criterio básico de comportamiento. Era fundamental tener muy claro que si podían estar seguros, al declarar su doctrina infalible e inefable, era por ser doctrina de Jesucristo: el Hijo de Dios encarnado. Todos fueron testigos de los mismos milagros y escucharon las mismas palabras, con idéntica autoridad, con el mismo afán de entrega por todos; y, sin embargo, solamente Pedro es capaz de confesar expresamente la fe que Jesús merece: ¿A quién iremos?. Tú tienes palabras de vida eterna, delara el Apostol y Jesús confirma. Y lo que es de Dios, es para siempre: el Cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán, nos aseguró. Queremos tener un convencimiento como el que espera Jesús, como ese que echa de menos en los dos Apóstoles que hoy nos presenta san Lucas, desencantados –con motivo, podríamos pensar– porque habían sido testigos de lo que consideraban el fracaso de Cristo: en quien confiaban, había sido finalmente derrotado. Jesús había muerto, como uno más, a pesar de sus muchos milagros anteriores, a pesar de que tantas veces había escapado incólume de unos y de otros, a pesar de aquella majestad que le era connatural y que había admirado a todos. Con su muerte, sin embargo, todo lo anterior quedaba en entredicho y el desencanto bloqueaba a los suyos y hacía felices a sus adversarios. Pero hoy, por el contrario, se nos presenta Jesús glorioso y vivo como nunca. Con una vida definitivamente inmortal. Esa vida humana y para la eternidad, a la que nos llama reclamando nuestra fe: nuestro asentimiento incondicionado interior y exteriormente; es decir, también con nuestra conducta, con obras que manifiesten nuestra adhesión y confianza en Dios. Son las obras y la conducta de aquellos dos, una vez convencidos de la resurrección. A pesar de la hora y del desánimo de un rato antes, vuelven a Jerusalén porque es preciso hacer justicia al Señor y a su doctrina. No hay tiempo que perder. En un momento, han recobrado el ánimo; y la presencia de los otros Apóstoles reunidos, que también sabían ya por la aparición a Pedro de Jesús resucitado, se lo confirma. Con los Doce está María, la madre de Jesús y Madre nuestra, que persevera en oración junto a los discípulos de su Hijo. Ella, que recibió la alabanza de su prima Isabel: bienaventurada tú que has creído..., nos conducirá, si se lo pedimos, a una fe inconmovible para vivir de las verdades que nos ha manifestado Cristo; las únicas que conducen a la intimidad de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo: la vida a la que nos llama Nuestro Padre Dios en Cristo.

sábado, 8 de abril de 2017

La Astronauta de la NASA Peggy Whitson a Punto de Batir un Nuevo Récord en la ISS

06.04.17.- A punto de romper el récord de tiempo acumulado de permanencia en el espacio por un astronauta estadounidense, Peggy Whitson se prepara para alargar su misión con otros tres meses más de estancia en la Estación Espacial Internacional.

La NASA y la agencia espacial rusa Roscosmos, firmaron un acuerdo para extender la estancia de Peggy Whitson en la Estación Espacial como miembro de la Expedición 52. 

En lugar de regresar a la Tierra con sus compañeros de tripulación de la Expedición 51 Oleg Novitsky de Roscosmos y Thomas Pesquet de la ESA (Agencia Espacial Europea), en Junio como estaba previsto originalmente, Whitson permanecerá en la Estación Espacial y volverá a casa con Jack Fischer de la NASA y Fyodor Yurchikhin de Roscosmos. 

Ese aterrizaje está previsto para Septiembre.

"Esta es una gran noticia", dijo Whitson. "Me encanta estar aquí. Vivir y trabajar a bordo de la Estación Espacial es donde siento que hago una mayor contribución, por lo que estoy constantemente tratando de exprimir hasta la última gota de mi tiempo aquí. Tener tres meses más es exactamente lo que quería".

La extensión de Whitson asegurará un complemento de seis astronautas a bordo de la Estación y aumentará la cantidad de tiempo disponible por la astronauta para realizar valiosos experimentos a bordo de la ISS.

"La habilidad y experiencia de Peggy es una ventaja increíble a bordo de la Estación Espacial", dijo Kirk Shireman, director del programa de la Estación Espacial Internacional de la NASA. "Al prolongar la estancia de uno de los astronautas veteranos de la NASA, nuestra investigación, nuestro desarrollo, nuestra tecnología comercial y nuestras comunidades internacionales asociadas se beneficiarán."

Esta es la tercera estancia de larga duración de Whitson a bordo de la Estación Espacial Internacional. Fue lanzada el 17 de Noviembre con 377 días en el espacio ya acumulados, y el 24 de Abril superará el récord del astronauta estadounidense Jeff Williams de 534 días acumulados en el espacio. En 2008, Whitson se convirtió en la primera mujer al mando de la Estación Espacial, y el 9 de Abril se convertirá en la primera mujer en comandar dos veces. Además, tiene el récord de la mayoría de los paseos espaciales realizados por un mujer.


A punto de romper el récord de tiempo acumulado de permanencia en el espacio por un astronauta estadounidense, Peggy Whitson se prepara para alargar su misión con otros tres meses más de estancia en la Estación Espacial Internacional. Image Credit: NASA

sábado, 1 de abril de 2017

NuSTAR Observa una Desconcertante Fusión de Dos Galaxias

28.03.17.- Un agujero negro supermasivo en el interior de una pequeña galaxia desafía las teorías de los científicos sobre lo que ocurre cuando dos galaxias se convierten en una sola.

Was 49 es el nombre de un sistema que consiste en una galaxia de disco grande, conocida como Was 49a, fusionándose con una galaxia enana llamada Was 49b. La galaxia enana gira dentro del disco de la galaxia más grande, aproximadamente a 26.000 años luz de su centro. Gracias a la misión NuSTAR de la NASA, los científicos han descubierto que la galaxia enana es tan luminosa en rayos X de alta energía, que debe albergar un agujero negro supermasivo mucho más grande y poderoso de lo que se esperaba.

"Se trata de un sistema completamente único y va en contra de lo que sabemos de las fusiones de galaxias", dijo Nathan Secrest, autor principal del estudio y estudiante posdoctoral en el Laboratorio de Investigación Naval de Estados Unidos en Washington.

Los datos de NuSTAR y Sloan Digital Sky Survey, sugieren que la masa del agujero negro de la galaxia enana es enorme, comparada con otras galaxias de tamaño similar.

"No pensábamos que las galaxias enanas albergaban agujeros negros de este tamaño", dijo Secrest. "Este agujero negro podría ser cientos de veces más masivo de lo que se espera en una galaxia de ese tamaño, dependiendo de cómo se desarrolló la galaxia en relación con otras galaxias."

El agujero negro de la galaxia enana es el motor de un núcleo galáctico activo (AGN), un fenómeno cósmico en el que la radiación de alta energía emerge como un agujero negro que devora el gas y el polvo. Este particular AGN parece estar cubierto por una estructura en forma de rosca de gas y polvo. 
Las misiones Chandra y Swift de la NASA se utilizaron para analizar estas emisiones de rayos X.

Normalmente, cuando dos galaxias empiezan a fusionarse, el agujero negro central de la galaxia más grande se convierte en gas activo y voraz, y arroja rayos X de alta energía a medida que la materia se convierte en energía. Esto se debe a que, a medida que las galaxias se acercan, sus interacciones gravitacionales crean un par que canaliza el gas en el agujero negro central de la galaxia más grande. 
Pero en este caso, la galaxia más pequeña alberga un AGN más luminoso con un agujero negro supermasivo más activo, y el agujero negro central de la galaxia más grande es relativamente tranquilo.

"Este estudio es importante porque puede dar una nueva perspectiva de cómo los agujeros negros supermasivos se forman y crecen en tales sistemas", dijo Secrest. "Al examinar sistemas de este tipo, podemos encontrar pistas sobre cómo se formó el agujero negro supermasivo de nuestra propia galaxia".


Imagen del sistema Was 49. Image Credit: DCT/NRL

sábado, 25 de marzo de 2017

Dunas en las Tierras Altas Sureñas de Marte

24.03.17.- Las dunas de arena se encuentran dispersas a través de Marte y una de las poblaciones más grandes se encuentra en el hemisferio sur, al oeste de la cuenca de impacto Hellas. 

La región Hellespontus cuenta con numerosas colecciones de formaciones de dunas oscuras, que se recogen tanto dentro de las depresiones tales como los cráteres como entre las llanuras.


Esta imagen muestra la parte media de un campo de dunas grande compuesta principalmente de dunas "barchan" en forma de media luna. Aquí, el lado iluminado empinado de la duna, llamado cara de deslizamiento, indica el lado a favor del viento de la duna y la dirección de su migración. Otros dunas lineales largas y estrechas conocidas como dunas de "seif" (viene de la palabra árabe que significa "espada"), también aparecen aquí y en otros lugares hacia el este.


La imagen fue captada por la cámara HiRISE a bordo de la sonda espacial Mars Reconnaissance Orbiter, MRO, de la NASA. El mapa que se proyecta aquí está a una escala de 25 centímetros por píxel. La escala de la imagen original es de 25,5 centímetros por píxel. El norte está arriba.


Image Credit: NASA/HiRISE

sábado, 18 de marzo de 2017

Cassini Detecta Calor Bajo la Superficie Helada de Encélado

14.03.17.- Un nuevo estudio publicado en la revista Nature informa que la región polar sur de Encélado, la luna helada de Saturno, está más caliente de lo esperado a pocos pies por debajo de su superficie helada. 

Esto sugiere que el océano de agua líquida de Encélado podría estar a tan sólo un par de millas por debajo de esta región - más cerca de la superficie de lo que se pensaba.

El exceso de calor es especialmente pronunciado en más de tres fracturas que no son las famosas "rayas de tigre" - prominentes fracturas de ventilación activa que cortan a través del polo - a excepción de que no parecen estar activas en este momento. 


 Las fracturas aparentemente inactivas que se extienden sobre un océano caliente y subterráneo, revelan el carácter dinámico de la geología de Encélado, lo que sugiere que la luna podría haber experimentado varios episodios de actividad, en diferentes lugares en su superficie.


El hallazgo está de acuerdo con los resultados de un estudio de 2016 realizados por un equipo independiente de la misión Cassini que calcula el espesor de la corteza helada de Encélado. Los estudios indican una profundidad media de la capa de hielo de 18 a 22 kilómetros, con un espesor de menos de 5 kilómetros en el polo sur.


"Encontrar temperaturas cercanas a estas tres fracturas inactivas que son inesperadamente más elevadas que las otras añade más intriga a Encélado", dijo la científica del proyecto Cassini Linda Spilker en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en Pasadena, California. " ¿Cómo es este océano caliente y subterráneo y pudo haber evolucionado la vida ahí? Estas preguntas podrían ser respondidas por futuras misiones a este mundo oceánico."


Imagen de Encélado, la luna helada de Saturno. Image Credit: NASA/JPL-Caltech

domingo, 12 de marzo de 2017

La Misión de la NASA a la Luna de Júpiter Europa se Llamará 'Europa Clipper'


10.03.17.- La próxima misión de la NASA para investigar la habitabilidad de Europa, la luna helada de Júpiter, ahora ya tiene un nombre formal: Europa Clipper.

El nombre recuerda a los rápidos barcos a vela que navegaron a través de los océanos de la Tierra en el siglo XIX. Los veleros clipper eran aerodinámicos navíos con tres mástiles reconocidos por su gran velocidad. Estos barcos transportaban con rapidez té y otras mercancías en ambos sentido a través del Océano Atlántico y alrededor del globo.

En la gran tradición de estos barcos clásicos, la nave espacial Europa Clipper navegaría por la luna joviana Europa durante la próxima década con una cadencia rápida, con tanta frecuencia como cada dos semanas, proporcionando muchas oportunidades para investigar la luna de cerca. 

El plan principal de la misión incluye de 40 a 45 sobrevuelos, durante los cuales la nave espacial fotografiaría la superficie helada de la luna en alta resolución e investigaría su composición y la estructura de su corteza helada y el interior.

Europa ha sido durante mucho tiempo una alta prioridad para la exploración porque contiene un océano de agua líquida salada bajo su corteza helada. 

El objetivo final de Europa Clipper es determinar si Europa es habitable, en posesión de los tres ingredientes necesarios para la vida: agua líquida, ingredientes químicos y fuentes de energía suficientes para permitir la biología.

"Durante cada órbita, la nave espacial pasará poco tiempo dentro del entorno de radiación cercano a Europa.

 Acelera, recoge una gran cantidad de datos científicos y luego sale de allí", dijo Robert Pappalardo, científico del proyecto Europa Clipper en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

El lanzamiento de la misión está previsto para la década de 2020, llegando al sistema de Júpiter después de un viaje de varios años.

La misión de la NASA a la muna de Júpiter Europa se llamará 'Europa Clipper'. Image Credit: NASA/JPL-Caltech

sábado, 4 de marzo de 2017

El Telescopio Espacial James Webb Estudiará los Siete Planetas de TRAPPIST-1

03.03.17.- Con el descubrimiento de siete planetas del tamaño de la Tierra alrededor de la estrella TRAPPIST-1 estrella a 40 años luz de distancia, los astrónomos están buscando que el próximo telescopio espacial James Webb pueda ayudar a averiguar si cualquiera de estos planetas podría albergar vida.

"Si estos planetas tienen atmósferas, el Telescopio Espacial James Webb será la clave para desbloquear sus secretos", dijo Doug Hudgins, científico del Programa de Exoplanetas de la NASA en Washington. 

"Mientras tanto, las misiones de la NASA como Spitzer, Hubble y Kepler están realizando un seguimiento de estos planetas".

"Estos son los mejores planetas del tamaño de la Tierra que podrán ser caracterizados por el Telescopio Espacial James Webb, tal vez durante toda su vida", dijo Hannah Wakeford, estudiante postdoctoral en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

 En Goddard, ingenieros y científicos están actualmente probando el telescopio Webb, que será capaz de ver estos planetas en el infrarrojo, más allá de las capacidades que tenemos actualmente. 

"El telescopio Webb aumentará la información que tenemos sobre estos planetas inmensamente. Con la cobertura de longitud de onda extendida seremos capaces de ver si sus atmósferas tienen agua, metano, monóxido/dióxido de carbono y oxígeno".


Cuando se busca un planeta potencialmente sustentador de la vida, se necesita saber algo más que el tamaño o la distancia del planeta desde su estrella. Detectar las proporciones relativas de estas moléculas en la atmósfera de un planeta podría decir a los investigadores si un planeta podría albergar vida.

"Durante miles de años, la gente ha preguntado, ¿hay otros planetas como la Tierra por ahí? ¿Alguno podría albergar vida? ", dijo Sara Seager, astrofísica y científica planetario en el MIT. "Ahora tenemos un montón de planetas que son accesibles para el estudio adicional para tratar de comenzar a responder a estas preguntas antiguas."

Con su lanzamiento en 2018, uno de los objetivos principales  Webb es utilizar la espectroscopia, un método de analizar la luz separándola en longitudes de onda distintas que permite identificar sus componentes químicos (por sus firmas únicas de longitud de onda) para determinar los componentes atmosféricos de los mundos alienígenas.

 Webb buscará especialmente biomarcadores químicos, como el ozono y el metano, que pueden ser creados a partir de procesos biológicos. El ozono, que nos protege de la radiación ultravioleta nociva aquí en la Tierra, se forma cuando el oxígeno producido por los organismos fotosintéticos (como árboles y fitoplancton) sintetiza en luz. 

Debido a que el ozono depende en gran medida de la existencia de organismos para formar, Webb lo buscará en atmósferas extraterrestres como un posible indicador de la vida. También será capaz de buscar metano que ayudará a determinar una fuente biológica del oxígeno que conduce a la acumulación de ozono.

El descubrimiento de los planetas en el sistema TRAPPIST-1 significa que Webb podrá utilizar sus inmensas capacidades en un sistema relativamente cercano. 

Los investigadores identificaron recientemente tres planetas prometedores en el sistema TRAPPIST-1 - e, f y g - que orbitan en la zona habitable y que serían buenos candidatos para que Webb los estudiase. Dependiendo de su composición atmosférica, los tres exoplanetas similares a la Tierra podrían tener las condiciones apropiadas para soportar agua líquida. 

Debido a que los planetas orbitan una estrella que es pequeña, la señal de esos planetas será relativamente grande, y lo suficientemente fuerte para que Webb pueda detectar características atmosféricas. Shawn Domagal-Goldman, astrobiólogo del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, dijo: "Hace dos semanas, habría dicho que Webb puede hacer esto en teoría, pero en la práctica habría requerido un objetivo casi perfecto. 

Bueno, nos han dado tres objetivos casi perfectos".

El número de planetas en el sistema también permitirá nuevas investigaciones en el campo de la planetología comparativa, que descubre procesos planetarios fundamentales comparando diferentes mundos. "Este es el primer y único sistema que tiene siete planetas de tamaño tierra, donde tres están en la zona habitable de la estrella", dijo Wakeford. "Es también el primer sistema bastante brillante, y lo suficientemente pequeño para permitirnos mirar cada una de las atmósferas de estos planetas. 

Cuanto más podamos aprender acerca de los exoplanetas, más podemos entender cómo nuestro propio sistema solar llegó a ser tal y como es. 

Con los siete planetas del tamaño de la Tierra, podemos ver las diferentes características que hacen cada uno de ellos únicos y determinar las conexiones críticas entre las condiciones de un planeta y los orígenes".



Concepto artístico del sistema planetario TRAPPIST-1. Image Credit: NASA/JPL-Caltech

sábado, 25 de febrero de 2017

Cómo Sería la Nueva Generación de Planetas del Tamaño de la Tierra Recién Descubiertos

24.02.17.- Un grupo de siete planetas del tamaño de la Tierra apiñados alrededor de una estrella enana roja ultrafría podrían ser poco más que trozos de rocas expulsados por la radiación, o mundos cubiertos de nubes donde podría hacer un calor tan achicharrante como en Venus.


O quizás podrían albergar formas de vida exóticas, prosperando bajo el crepúsculo rojizo del cielo.
Los científicos están considerando las posibilidades después del anuncio de esta semana: el descubrimiento de siete mundos en órbita alrededor de una estrella pequeña y fría, situado a unos 40 años luz de distancia, todos ellos aproximadamente como nuestro planeta en términos de peso (masa) y tamaño (diámetro ). 

Tres de los planetas residen en la "zona habitable" alrededor de su estrella, TRAPPIST-1, donde los cálculos sugieren que las condiciones podrían ser las adecuadas para que exista agua líquida en su superficie, aunque se necesitan observaciones de seguimiento para estar seguros.


Los siete son los primeros embajadores de una nueva generación de objetivos en la búsqueda de planetas.



Esta concepto artístico apareció el 23 de Febrero de 2017 en la portada de la revista Nature anunciando que la estrella TRAPPIST-1, una enana ultrafría, tiene siete planetas orbitándola del tamaño de la Tierra. Cualquiera de estos planetas podrían tener agua líquida. Los planetas que están más lejos de la estrella son más propensos a tener cantidades significativas de hielo.

Image Credit: NASA-JPL/Caltech

sábado, 18 de febrero de 2017

Dawn Descubre Evidencias de Material Orgánico en Ceres

17.02.17.- La misión Dawn de la NASA ha encontrado evidencias de materia orgánica en Ceres, un planeta enano y el cuerpo más grande del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. 

Los científicos usando el espectrómetro visible e infrarrojo, VIR, de la nave espacial detectaron el material en y alrededor de un cráter del hemisferio norte llamado Ernutet. 

Las moléculas orgánicas son interesantes para los científicos porque son necesarias, aunque no suficientes, componentes de la vida en la Tierra.


El descubrimiento se suma a la creciente lista de cuerpos en el sistema solar donde se han encontrado compuestos orgánicos. 

Los compuestos orgánicos se han encontrado en ciertos meteoritos, tal y como se deduce en las observaciones telescópicas de varios asteroides. Ceres tiene muchos puntos en común con los meteoritos ricos en agua y compuestos orgánicos - en particular, un grupo de meteoritos llamados condritas carbonáceas.

 Este descubrimiento refuerza aún más la conexión entre Ceres y estos meteoritos.


"Esta es la primera detección clara de moléculas orgánicas en la órbita de un cuerpo del cinturón principal," dijo María Cristina De Sanctis, autora principal del estudio, con base en el Instituto Nacional de Astrofísica, Roma. 

El descubrimiento ha sido publicado en la revista Science.


Los datos presentados en el artículo de Science apoyan la idea de que los materiales orgánicos son nativos de Ceres. Los carbonatos y arcillas previamente identificados en Ceres proporcionan evidencias de la actividad química en presencia de agua y calor.

 Esto plantea la posibilidad de que los compuestos orgánicos se procesan de manera similar en un ambiente cálido rico en agua.

El descubrimiento de compuestos orgánicos se suma a los atributos de Ceres asociados con los ingredientes y las condiciones para la vida en el pasado lejano. 

Estudios previos han encontrado minerales hidratados, carbonatos, hielo de agua, amoníaco y arcillas que deben de haber sido alterados por el agua. 

Las sales y carbonatos de sodio, tales como las que se encuentran en las áreas brillantes del Cráter Occator, también se cree que se han salido a la superficie en forma de líquidos.


"Este descubrimiento se suma a nuestra comprensión de los posibles orígenes del agua y compuestos orgánicos en la Tierra", dijo Julie Castillo-Rogez, Dawn científico del proyecto Dawn con base en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

El instrumento VIR fue capaz de detectar y mapear las ubicaciones de este material debido a su firma especial en la luz del infrarrojo cercano.

Los materiales orgánicos en Ceres se localizan principalmente en un área de aproximadamente unos 1.000 kilómetros cuadrados.

 La firma de los orgánicos es muy clara en el suelo del cráter Ernutet, en su borde sur y en una zona justo fuera del cráter hacia el suroeste. 

Otra área grande con firmas bien definidas se encuentra al otro lado de la parte del noroeste del borde del cráter y el material expulsado. Hay otras áreas ricas en contenido orgánico más pequeñas varios kilómetros al oeste y al este del cráter. 

Los materiales orgánicos también fueron encontrados en un área muy pequeña en el Cratér Inamahari, a unos 400 kilómetros de distancia de Ernutet.


En las imágenes de color visibles mejoradas de cámara de encuadre de Dawn, el material orgánico se asocia con las zonas que aparecen más rojas con respecto al resto de Ceres. 

El carácter específico de estas regiones se destaca incluso en los datos de imagen de baja resolución del espectrómetro de cartografía visible e infrarroja.


"Todavía estamos trabajando en la comprensión del contexto geológico de estos materiales", dijo el coautor del estudio Carle Pieters, profesor de ciencias geológicas en la Universidad Brown, Providence, Rhode Island.


Después de haber completado casi dos años de observaciones en órbita a Ceres, Dawn se encuentra ahora en una órbita altamente elíptica en Ceres, al pasar de una altitud de 7.520 kilómetros hasta casi 9.350 kilómetros. 

El 23 de Febrero, hará su camino a una nueva altitud alrededor de 20.000 kilómetros, aproximadamente a la altura de los satélites GPS sobre la Tierra, y en un plano orbital diferente. 

Esto pondrá a Dawn en condiciones de estudiar Ceres en una nueva geometría. 

A finales de primavera, Dawn observará a Ceres con el Sol directamente detrás de la nave espacial, de tal manera que Ceres aparecerá más brillante que antes, y tal vez revelará más pistas sobre su naturaleza.



Los científicos usando el espectrómetro visible e infrarrojo, VIR, de la nave espacial detectaron el material en y alrededor de un cráter del hemisferio norte llamado Ernutet.  

Image Credit: NASA/JPL-Caltech

sábado, 11 de febrero de 2017

Los Planetas de las Estrellas Enanas Rojas Podrían Enfrentarse a la Pérdida de Oxígeno

08.02.17.- La búsqueda de vida fuera de la Tierra comienza en las zonas habitables, las regiones alrededor de las estrellas donde las condiciones podrían provocar que el agua líquida - lo cual es esencial para la vida tal como y la conocemos - se acumule en la superficie de un planeta. 

Una nueva investigación de la NASA sugiere que algunas de estas zonas en realidad no podrían ser capaces de soportar la vida debido a erupciones estelares frecuentes - las cuales expulsan grandes cantidades de material estelar y radiación hacia el espacio - desde jóvenes estrellas enanas rojas.

Ahora, un equipo interdisciplinario de científicos de la NASA quiere ampliar la forma en la que las zonas habitables están definidas, teniendo en cuenta el impacto de la actividad estelar, lo que puede poner en peligro la atmósfera de un exoplaneta con la pérdida de oxígeno. Esta investigación fue publicada en la revista The Astrophysical Journal Letters el 6 de Febrero de 2017.

"Si queremos encontrar un exoplaneta que se pueda desarrollar y albergar vida, debemos averiguar qué estrellas son los mejores padres", dijo Vladimir Airapetian, autor principal del artículo y científico solar en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland . "Estamos llegando a comprender qué tipo de estrellas madre necesitamos."

Para determinar la zona habitable de una estrella, los científicos han considerado tradicionalmente cuánto calor y luz emite la estrella. Estrellas más masivas que nuestro sol producen más calor y luz, por lo que la zona habitable debe estar más lejos. Las estrellas más pequeñas y más frías se producen en zonas cercanas.

Pero junto con el calor y la luz visible, las estrellas emiten rayos X y radiación ultravioleta, y producen erupciones estelares tales como llamaradas y eyecciones de masa coronal, denominadas colectivamente clima espacial. Un efecto posible de esta radiación es la erosión atmosférica, en la cual las partículas de alta energía arrastran las moléculas atmosféricas - como el hidrógeno y el oxígeno, los dos ingredientes para el agua - hacia el espacio. Airapetian y el nuevo modelo de zonas habitables de su equipo toman en cuenta este efecto.

La búsqueda de planetas habitables a menudo se aplica a las enanas rojas, ya que éstas son las estrellas más recientes, más pequeñas y más numerosas del universo, y por lo tanto relativamente susceptibles a la detección de pequeños planetas.

"En el lado negativo, las enanas rojas también son propensas a erupciones estelares más frecuentes y poderosas que el sol", dijo William Danchi, astrónomo de Goddard y coautor del artículo. "Para evaluar la habitabilidad de los planetas alrededor de estas estrellas, necesitamos entender cómo equilibrar estos diversos efectos".

Otro factor importante de la habitabilidad es la edad de una estrella, dicen los científicos, basada en las observaciones que han obtenido de la misión Kepler de la NASA. Cada día, las estrellas jóvenes producen superllamaradas y erupciones al menos 10 veces más poderosas que las observadas en el sol. 

En sus contrapartes más maduras, que se asemejan a nuestro sol de mediana edad hoy en día, tales superllamaradas sólo se observan una vez cada 100 años.

"Cuando miramos a las enanas rojas jóvenes en nuestra galaxia, vemos que son mucho menos luminosas que nuestro sol hoy", dijo Airapetian. "Por la definición clásica, la zona habitable alrededor de las enanas rojas debe ser de 10 a 20 veces más cerca de lo que la Tierra está del Sol. Ahora sabemos que estas estrellas enanas rojas generan una gran cantidad de rayos X y las emisiones ultravioleta extremas en las zonas habitables de exoplanetas a través de llamaradas frecuentes y tormentas estelares."

Las superllamaradas causan erosión atmosférica cuando las radiaciones de alta energía y las radiaciones ultravioletas extremas primero rompen las moléculas en átomos y después ionizan los gases atmosféricos. Durante la ionización, la radiación golpea a los átomos y derriba a los electrones. 

Los electrones son mucho más ligeros que los iones recién formados, por lo que escapan de la atracción de la gravedad mucho más fácilmente y escapan hacia el espacio.



 Los opuestos se atraen; a medida que se generan más y más electrones cargados negativamente, creando una poderosa separación de carga que atrae iones cargados positivamente fuera de la atmósfera en un proceso llamado escape de iones.

"Sabemos que el escape de iones de oxígeno ocurre en la Tierra a una escala menor, ya que el sol exhibe sólo una fracción de la actividad de las estrellas más jóvenes", dijo Alex Glocer, astrofísico de Goddard y coautor del artículo. "Para ver cómo este efecto se escala cuando se obtiene más entrada de alta energía como se vería a partir de estrellas jóvenes, hemos desarrollado un modelo".

El modelo estima el escape de oxígeno en los planetas alrededor de las enanas rojas, asumiendo que no compensan con la actividad volcánica o el bombardeo de cometas. Varios modelos anteriores de erosión atmosférica indicaron que el hidrógeno es más vulnerable al escape de iones. Como elemento más ligero, el hidrógeno escapa fácilmente al espacio, presumiblemente dejando atrás una atmósfera rica en elementos más pesados como el oxígeno y el nitrógeno.

Pero cuando los científicos incluyeron superllamaradas, su nuevo modelo indica que las violentas tormentas de jóvenes enanas rojas generan suficiente radiación de alta energía como para permitir el escape de incluso oxígeno y nitrógeno, bloques de construcción para las moléculas esenciales de la vida.

"Cuanta más energía de rayos X y ultravioleta extrema haya, más electrones se generan y más fuerte será el efecto de escape de iones", dijo Glocer. "Este efecto es muy sensible a la cantidad de energía que la estrella emite, lo que significa que debe desempeñar un papel importante en la determinación de lo que es y no es un planeta habitable ".

Teniendo en cuenta el escape de oxígeno por sí solo, el modelo estima que una joven enana roja podría hacer que un exoplaneta cercano fuese inhabitable en pocas decenas a cien millones de años. 

La pérdida de hidrógeno atmosférico y oxígeno reduciría y eliminaría el suministro de agua del planeta antes de que la vida tuviera la oportunidad de desarrollarse.

"Los resultados de este trabajo podría tener profundas implicaciones para la química de la atmósfera de estos mundos," dijo Shawn Domagal-Goldman, científico espacial de Goddard que no participó en el estudio. "Las conclusiones del equipo tendrán un impacto en nuestros estudios en curso de las misiones de búsqueda de signos de vida en la composición química de esas atmósferas."

El nuevo modelo de habitabilidad tiene implicaciones para el planeta recientemente descubierto orbitando la enana roja Proxima Centauri, nuestro vecino estelar más cercano. Airapetian y su equipo aplicaron su modelo al planeta aproximadamente del tamaño de la Tierra, llamado Proxima b, que orbita Proxima Centauri 20 veces más cerca de lo que la Tierra está del sol.

Teniendo en cuenta la edad de la estrella madre y la proximidad del planeta a su estrella anfitriona, los científicos creen que Proxima b se ve sometida a torrentes de rayos X y radiación ultravioleta extrema de superllamaradas que ocurren aproximadamente cada dos horas. Estiman que el oxígeno escaparía a la atmósfera de Proxima b en 10 millones de años. Además, la intensa de actividad magnética y el viento estelar agudizan las ya duras condiciones climáticas espaciales. Los científicos concluyeron que es bastante improbable que Proxima b sea habitable.

"Tenemos resultados pesimistas para planetas alrededor de jóvenes enanas rojas en este estudio, pero también tenemos una mejor comprensión de qué estrellas tienen buenas perspectivas de habitabilidad", dijo Airapetian. "A medida que aprendemos más acerca de lo que necesitamos de una estrella madre, parece cada vez más que nuestro sol es sólo una de esas estrellas madre perfectas, para haber apoyado la vida en la Tierra".

sábado, 4 de febrero de 2017

Encuentro Entre un Gato Celeste y una Langosta Cósmica

01.02.17.- Los astrónomos han estudiado durante mucho tiempo las brillantes nubes cósmicas de gas y polvo catalogadas como NGC 6334 y NGC 6357.

 Esta gigantesca nueva imagen, obtenida por el VST (Very Large Telescope Survey Telescope) es la más reciente. Con unos 2.000 millones de píxeles, es una de las imágenes más grandes jamás dadas a conocer por ESO. 

Las sugerentes formas de las nubes han dado lugar a sus nombres, fáciles de recordar: la nebulosa Pata de Gato y la nebulosa Langosta, respectivamente.


NGC 6334 está situada a unos 5.500 años luz de la Tierra, mientras que NGC 6357 está más lejos, a una distancia de unos 8.000 años luz. Ambas están en la constelación de Escorpio, cerca del extremo de la cola puntiaguda.

El primero en ver huellas de estos dos objetos fue el científico británico John Herschel quien, en noches consecutivas de junio de 1837, los divisó durante su expedición de tres años hasta el cabo de buena esperanza en África del sur. 

En aquellos tiempos, la limitada potencia de los telescopios con los que contaba Herschel, que observaba visualmente, sólo le permitió documentar los "dedos" más brillante de la nebulosa de la Pata de Gato. 

Tuvieron que pasar muchas décadas para que las verdaderas formas de las nebulosas se revelaran a través de fotografías y se acuñaran sus populares nombres.


Los tres dedos visibles con telescopios modernos, así como las regiones similares a pinzas en la cercana nebulosa Langosta, son en realidad regiones de gas (principalmente hidrógeno), excitado por la luz de brillantes estrellas recién nacidas. 

Con masas de alrededor de diez veces la del Sol, estas estrellas calientes irradian una intensa luz ultravioleta. Cuando esta luz se cruza con los átomos de hidrógeno que permanecen en el vivero estelar que produce las estrellas, los átomos se ionizan.

 Como resultado, estos enormes objetos en forma de nube que brillan con la luz proveniente de los átomos de hidrógeno (y de otros elementos) se conocen como nebulosas de emisión.

Gracias a la potencia de la cámara OmegaCAM, de 256 megapíxeles, esta nueva imagen del VST (VLT Survey Telescope) revela ondulantes zarcillos de polvo que oscurecen la luz a lo largo de las dos nebulosas. Con un tamaño de 49.511 x 39.136 píxeles, esta es una de las imágenes más grandes jamás lanzadas por ESO.

OmegaCAM es la sucesora de la célebre WFI (Wide Field Imager) de ESO, instalada en el Telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en La Silla. 

La WFI fue utilizada para fotografiar la nebulosa de la Pata de Gato en 2010, también en luz visible, pero con un filtro que permite ver de forma más clara el brillo del hidrógeno (eso1003). 

Mientras tanto, el Very Large Telescope de ESO, ha echado un profundo vistazo a la nebulosa Langosta, capturando las numerosas estrellas calientes y brillantes que influyen en el color y la forma del objeto (eso1226).

Pese a los instrumentos de última generación utilizados para observar estos fenómenos, el polvo de estas nebulosas es tan espeso que gran parte de su contenido permanece oculto.

 La nebulosa Pata de Gato es uno de los viveros estelares más activos del cielo nocturno, y alimenta a miles de jóvenes estrellas calientes cuya luz visible no puede llegar hasta nosotros. 

Sin embargo, al observar en longitudes de onda infrarrojas, telescopios como VISTA, de ESO, pueden mirar a través del polvo y revelar la actividad de formación estelar que tiene lugar en su interior.


Ver nebulosas en diferentes longitudes de onda (colores) de la luz da lugar a diferentes comparaciones visuales por parte de observadores humanos. 

Al verla, por ejemplo, en luz infrarroja (una longitud de onda más larga), una parte de NGC 6357 se asemeja a una paloma y la otra una calavera; por tanto, ha adquirido el nombre adicional de nebulosa Guerra y Paz.


Las nebulosas Pata de Gato y Langosta. Image Credit: ESO

sábado, 28 de enero de 2017

NuSTAR Encuentra Nuevas Pistas Sobre la Extraña Supernova Camaleón

25.01.17.- "Estamos hechos de materia estelar", dijo esta famosa frase el astrónomo Carl Sagan. Las reacciones nucleares que ocurrieron en las estrellas antiguas generan gran parte del material que compone nuestro cuerpo, nuestro planeta y nuestro sistema solar. Cuando las estrellas explotan en muertes violentas llamadas supernovas, los elementos recién formados escapan y se extienden en el universo.

Una supernova en particular está desafiando los modelos de los astrónomos de cómo las estrellas que explotan distribuyen sus elementos. La supernova SN 2014C cambió drásticamente de apariencia a lo largo de un año, al parecer porque había tirado mucho material al final de su vida. Esto no encaja en ninguna categoría reconocida de cómo debe ocurrir una explosión estelar. Para explicarlo, los científicos deben reconsiderar las ideas establecidas sobre cómo las estrellas masivas viven sus vidas antes de explotar.

"Esta 'supernova camaleónica' puede representar un nuevo mecanismo de cómo las estrellas masivas expulsan elementos creados en sus núcleos al resto del universo", dijo Raffaella Margutti, profesora asistente de física y astronomía de la Universidad de Northwestern en Evanston, Illinois. Margutti dirigió un estudio sobre la supernova SN 2014C publicado esta semana en la revista The Astrophysical Journal.

Los astrónomos clasifican las estrellas explosivas en función de si el hidrógeno está o no presente en el evento. Mientras las estrellas comienzan su vida con el hidrógeno fundido en el helio, las estrellas grandes que se acercan a una muerte de supernova han usado el hidrógeno como combustible. Las supernovas en las que hay muy poco hidrógeno se llaman "Tipo I". Aquellas que tienen una abundancia de hidrógeno, que son más raras, se llaman "Tipo II".

Pero SN 2014C, descubierta en 2014 en una galaxia espiral a unos 36 millones de años luz de distancia, es diferente. Al observarla en longitudes de onda ópticas con diversos telescopios terrestres, los astrónomos concluyeron que SN 2014C se había transformado de una supernova de Tipo I a Tipo II después de que su núcleo se derrumbara, según se informó en un estudio de 2015 dirigido por Dan Milisavljevic en la Harvard- Smithsonian Center for Astrophysics en Cambridge, Massachusetts. Las observaciones iniciales no detectaron hidrógeno, pero después de aproximadamente un año quedó claro que las ondas de choque que se propagaban desde la explosión golpeaban una capa de material dominado por hidrógeno fuera de la estrella.

En el nuevo estudio, el telescopio NuSTAR (Nuclear Spectroscopic Telescope Array) de la NASA, con su capacidad única de observar la radiación en el rango de energía de rayos X - los rayos X de mayor energía - permitió a los científicos ver cómo la temperatura de los electrones acelerada por el choque de supernova cambió con el tiempo. Utilizaron esta medida para estimar lo rápido que se expandió la supernova y cuánto material hay en el envoltorio o cáscara externo.

Para crear esta cáscara, SN 2014C hizo algo realmente misterioso: arrojó una gran cantidad de material - en su mayoría hidrógeno, pero también elementos más pesados de décadas a siglos antes de explotar. De hecho, la estrella explusó el equivalente de la masa del sol. Normalmente, las estrellas no arrojan material tan tarde en su vida.

"Expulsar este material tarde en la vida es probablemente una forma en que las estrellas expulsan elementos, que producen durante sus vidas, de regreso a su ambiente", dijo Margutti.

Los observatorios Chandra y Swift de la NASA también se utilizaron para observar más la evolución de la supernova. La colección de observaciones mostró que, sorprendentemente, la supernova se iluminó en los rayos X después de la explosión inicial, demostrando que debe haber una cáscara de material, previamente expulsado por la estrella, que las ondas de choque habían golpeado.

¿Por qué la estrella tiraría tanto hidrógeno antes de explotar? Una teoría es que hay algo que falta en nuestra comprensión de las reacciones nucleares que se producen en los núcleos de estrellas masivas, propensas a las supernovas. Otra posibilidad es que la estrella no murió sola - una estrella compañera en un sistema binario puede haber influido en la vida y la muerte inusual del progenitor de SN 2014C.

 Esta segunda teoría encaja con la observación de que alrededor de siete de cada diez estrellas masivas tienen compañeros.

El estudio sugiere que los astrónomos deben prestar atención a las vidas de las estrellas masivas en los siglos antes de que exploten. Los astrónomos también continuarán con el seguimiento de las consecuencias de esta supernova desconcertante.

"La idea de que una estrella podría expulsar una cantidad tan grande de materia en un corto intervalo es completamente nueva", dijo Fiona Harrison, investigadora principal de NuSTAR con base en Caltech en Pasadena. "Es desafiar nuestras ideas fundamentales acerca de cómo las estrellas masivas evolucionan, y eventualmente explotan, distribuyendo los elementos químicos necesarios para la vida".


Esta imagen del observatorio de rayos X Chandra muestra la galaxia espiral NGC 7331, en el centro. Image Credit: NASA/CXC/CIERA/R.Margutti et al

sábado, 21 de enero de 2017

Según Datos de la NASA y el NOAA, 2016 Fue el Año Más Cálido

18.01.17.- Las temperaturas de la superficie de la Tierra en 2016 fueron las más cálidas desde que se comenzaron a hacer registros en 1880, según los análisis independientes realizados por la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

La temperatura promedia en 2016 fue de 0.99ºC por encima del promedio del siglo 20. Esto hace que 2016 sea el tercer año consecutivo en establecer un nuevo récord de temperaturas superficiales medias globales.

Las temperaturas de 2016 siguen una tendencia de calentamiento a largo plazo, de acuerdo con los análisis realizados por científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) en Nueva York. Científicos del NOAA están de acuerdo con el hallazgo de que 2016 fue el año más caluroso de la historia basado en análisis por separado, independientes de los datos.

Debido a las ubicaciones de las estaciones meteorológicas y que las prácticas de medición cambian con el tiempo, existen incertidumbres en la interpretación de las diferencias de temperatura específicas de año a año. Sin embargo, incluso teniendo esto en cuenta, la NASA estima que 2016 fue el año más cálido con más de un 95 por ciento de certeza.

"2016 es notablemente el tercer año récord en esta serie", dijo el director del GISS Gavin Schmidt. "No esperamos años récord cada año, pero la tendencia de calentamiento a largo plazo es clara."
La temperatura media de la superficie del planeta ha aumentado 1,1 ºC desde finales del siglo 19, un cambio impulsado en gran medida por el aumento de dióxido de carbono y otras emisiones de origen humano en la atmósfera.

La mayor parte del calentamiento que se produjo en los últimos 35 años, con 16 de los 17 años más calientes registrados que ocurren desde 2001. No sólo 2016 ha sido el año más caluroso de la historia, sino que ocho de los 12 meses que componen el año - de Enero a Septiembre , con la excepción de Junio - fueron los más cálidos registrados para esos meses respectivos. Octubre, Noviembre y Diciembre de 2016 fueron los segundos más calurosos de esos meses en el registro - en los tres casos, detrás de los registros establecidos en el año 2015.

Los fenómenos meteorológicos como El Niño o La Niña, que calientan o enfrían el Océano Pacífico tropical superior y causan correspondientes variaciones en los patrones del viento y del clima global, contribuyen a las variaciones a corto plazo en la temperatura media global. Un calentamiento de El Niño estaba vigente durante la mayor parte del año 2015 y el primer tercio del año 2016. Los investigadores estiman que el impacto directo del calentamiento natural de El Niño en el Pacífico tropical aumentó la anomalía de la temperatura mundial anual para el 2016 en 0.12 ºC. 

Las dinámicas climáticas afectan a menudo a temperaturas regionales, por lo que no todas las regiones de la Tierra experimentaron temperaturas medias récord el año pasado. Por ejemplo, la NASA y el NOAA encontraron que la temperatura media anual de 2016 para los 48 estados de Estados Unidos fue el segundo más cálido registrado. Por el contrario, el Ártico experimentó su año más cálido jamás registrado, de acuerdo con el registro de hielo bajo el mar que se encuentra en esa región durante la mayor parte del año.

Los análisis de la NASA incorporan medidas de la temperatura superficial de 6.300 estaciones meteorológicas, observaciones y envíos basados en boyas de temperaturas de la superficie del mar, y las mediciones de temperatura de las estaciones de investigación en el Antártico. Estas mediciones se analizan utilizando un algoritmo que tiene en cuenta la variada distancia entre las estaciones de temperatura en todo el mundo y los efectos de calefacción urbana que podrían sesgar las conclusiones. El resultado de estos cálculos es una estimación de la diferencia de temperatura media global de un período de referencia de 1951 a 1980.

Científicos del NOAA utilizan gran parte de los mismos datos de temperatura, pero con un período de referencia diferente, y diferentes métodos para analizar las regiones polares y la temperatura global de la Tierra.


Las temperaturas de la superficie de la Tierra en 2016 fueron las más cálidas desde que se comenzaron a hacer registros en 1880, según los análisis independientes realizados por la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). Image Credit: NASA