sábado, 13 de octubre de 2018

Un Fallo en los Cohetes de la Soyuz Obliga a Realizar un Aterrizaje de Emergencia

1.10.18.- La nave espacial rusa Soyuz MS-10, lanzada esta mañana a las 8:40 GMT con dos tripulantes a bordo rumbo a la Estación Espacial Internacional, ha tenido que realizar un aterrizaje de emergencia pocos minutos después del lanzamiento debido a un problema en los cohetes impulsores.



Minutos después se procedió a un aborto balístico del vuelo de la Soyuz, y los equipos de rescate, que han permanecido en todo momento en contacto con los dos tripulantes, y ya han podido llegar al lugar del aterrizaje, han confirmado que el astronauta Nick Hague de la NASA y el cosmonauta ruso Aleksey Ovchinin se encuentran en buenas condiciones y ya han podido salir de la cápsula Soyuz.



Los tripulantes de la Soyuz,Alexey Ovchinin de Roscosmos (izda.) y Nick Hague de la NASA (dcha.). Image Credit: NASA

sábado, 6 de octubre de 2018

Nueva Simulación Arroja Luz Sobre los Agujeros Negros Supermasivos en Espiral



       
03.10.18.- Un nuevo modelo está acercando a los científicos a la comprensión de los tipos de señales de luz que se producen cuando dos agujeros negros supermasivos, que tienen de millones a miles de millones de veces la masa del Sol, se dirigen hacia una colisión.

Por primera vez, una nueva simulación por ordenador que incorpora completamente los efectos físicos de la teoría general de la relatividad de Einstein muestra que el gas en tales sistemas brillará predominantemente en luz ultravioleta y de rayos X.


Casi todas las galaxias del tamaño de nuestra Vía Láctea o más grandes contienen un agujero negro enorme en su centro. Las observaciones muestran que las fusiones de galaxias ocurren con frecuencia en el universo, pero hasta ahora nadie ha visto una fusión de estos agujeros negros gigantes.

"Sabemos que las galaxias con agujeros negros supermasivos se combinan todo el tiempo en el universo, pero solo vemos una pequeña fracción de galaxias con dos de ellos cerca de sus centros", dijo Scott Noble, astrofísico en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt. Maryland. "Los pares que vemos no emiten fuertes señales de ondas gravitacionales porque están demasiado lejos el uno del otro. Nuestro objetivo es identificar, solo con luz, pares aún más cercanos a partir de los cuales se puedan detectar señales de ondas gravitacionales en el futuro ".


Los científicos han detectado la fusión de agujeros negros de masa estelar, que van desde alrededor de tres a varias docenas de masas solares, utilizando el Observatorio de Ondas Gravitacionales de Interferometría Láser (LIGO) de la National Science Foundation. Las ondas gravitacionales son ondas del espacio-tiempo que viajan a la velocidad de la luz. Se crean cuando los objetos en órbita masiva, como los agujeros negros y las estrellas de neutrones, forman espirales y se fusionan.


Las fusiones supermasivas serán mucho más difíciles de encontrar que sus primos de masa estelar. Una razón por la que los observatorios terrestres no pueden detectar las ondas gravitacionales de estos eventos es porque la Tierra misma es demasiado ruidosa, debido a las vibraciones sísmicas y los cambios gravitacionales de las perturbaciones atmosféricas. 

Los detectores deben estar en el espacio, como la Antena Espacial del Interferometría Láser (LISA) liderada por la ESA (Agencia Espacial Europea) y prevista para su lanzamiento en la década de 2030. Los observatorios que monitorean conjuntos de estrellas superdensas que giran rápidamente, llamadas púlsares, pueden detectar ondas gravitacionales de fusiones monstruosas. Al igual que los faros, los púlsares emiten haces de luz de tiempo regular que parpadean dentro y fuera de la vista a medida que giran. Las ondas gravitacionales podrían causar leves cambios en la sincronización de esos destellos, pero hasta ahora los estudios no han conseguido ninguna detección.


Pero los binarios supermasivos que se acercan a la colisión pueden tener una cosa de la que carecen los binarios de masa estelar: un entorno rico en gas. Los científicos sospechan que la explosión de supernovas que crea un agujero negro estelar también destruye la mayor parte del gas circundante. El agujero negro consume lo poco que queda tan rápidamente que no queda mucho para brillar cuando ocurre la fusión.


Los binarios supermasivos, por otro lado, resultan de fusiones de galaxias. Cada gran agujero negro trae consigo una comitiva de nubes de polvo y gas, estrellas y planetas. Los científicos creen que una colisión de galaxias impulsa gran parte de este material hacia los agujeros negros centrales, que lo consumen en una escala de tiempo similar a la necesaria para que el binario se fusione.


La nueva simulación muestra tres órbitas de un par de agujeros negros supermasivos a solo 40 órbitas de la fusión. Los modelos revelan que la luz emitida en esta etapa del proceso puede estar dominada por la luz UV con algunos rayos X de alta energía, similar a lo que se ha visto en cualquier galaxia con un agujero negro supermasivo bien alimentado.


Tres regiones de gas emisor de luz brillan cuando los agujeros negros se fusionan, todos conectados por corrientes de gas caliente: un anillo grande que rodea todo el sistema, llamado disco circumbinario, y dos más pequeñas alrededor de cada agujero negro, llamadas mini discos. Todos estos objetos emiten predominantemente luz ultravioleta. 

Cuando el gas fluye a un mini disco a alta velocidad, la luz UV del disco interactúa con la corona de cada agujero negro, una región de partículas subatómicas de alta energía por encima y por debajo del disco. Esta interacción produce rayos X. Cuando la tasa de acreción es menor, la luz UV se atenúa en relación con los rayos X.


Sobre la base de la simulación, los investigadores esperan que los rayos X emitidos por una fusión cercana sean más brillantes y más variables que los rayos X que se ven en los agujeros negros supermasivos individuales. El ritmo de los cambios se vincula tanto a la velocidad orbital del gas ubicado en el borde interior del disco circumbinario como a la de los agujeros negros que se fusionan.

"La forma en que ambos agujeros negros desvían la luz da lugar a complejos efectos de lentes, como se ve en la película cuando un agujero negro pasa frente al otro", dijo Stéphane d'Ascoli, estudiante de doctorado en la École Normale Supérieure de París y autora principal del artículo publicado en Astrophysical Journal. "Algunas características exóticas fueron una sorpresa, como las sombras en forma de ceja que un agujero negro crea ocasionalmente cerca del horizonte del otro".


La simulación se realizó en el supercomputador Blue Waters del Centro Nacional para Aplicaciones de Supercomputación en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. 

El modelado de tres órbitas del sistema tomó 46 días en 9.600 núcleos de computación.


La simulación original estimó las temperaturas del gas. El equipo planea refinar su código para modelar cómo los parámetros cambiantes del sistema, como la temperatura, la distancia, la masa total y la tasa de acreción, afectarán la luz emitida. Están interesados en ver qué sucede con el gas que se desplaza entre los dos agujeros negros, así como en el modelado de períodos de tiempo más largos.

"Necesitamos encontrar señales a la luz de las binarias supermasivas de agujeros negros lo suficientemente distintivos como para que los astrónomos puedan encontrar estos sistemas raros entre la multitud de brillantes agujeros negros supermasivos", dijo el coautor Julian Krolik, astrofísico de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore. "Si podemos hacer eso, podríamos descubrir la fusión de agujeros negros supermasivos antes de que los vea un observatorio de ondas gravitacionales desde el espacio"

sábado, 29 de septiembre de 2018

La Misión TESS de la NASA Envía su Primera Imagen Científica

19.09.18.- El buscador de planetas más nuevo de la NASA, TESS, empieza a proporcionar datos valiosos para ayudar a los científicos a descubrir y estudiar emocionantes nuevos exoplanetas, o planetas más allá de nuestro sistema solar. Parte de los datos de la órbita científica inicial de TESS incluyen una imagen detallada del cielo sur tomada con las cuatro cámaras de campo amplio de la nave espacial. Esta imagen científica de "primera luz" captura una gran cantidad de estrellas y otros objetos, incluidos los sistemas que anteriormente se sabía que tenían exoplanetas.


"En un mar de estrellas rebosantes de mundos nuevos, TESS está proyectando una amplia red y transportará una gran cantidad de planetas prometedores para su posterior estudio", dijo Paul Hertz, director de la división de astrofísica en la sede de la NASA en Washington. "Esta primera imagen científica muestra las capacidades de las cámaras de TESS, y muestra que la misión se dará cuenta de su increíble potencial en nuestra búsqueda de otra Tierra".


TESS adquirió la imagen con las cuatro cámaras durante un período de 30 minutos el martes 7 de Agosto. Las líneas negras en la imagen son espacios entre los detectores de la cámara. Las imágenes incluyen partes de una docena de constelaciones, desde Capricornus hasta Pictor, y tanto las Grandes y Pequeñas Nubes de Magallanes, las galaxias más cercanas a las nuestras. El pequeño punto brillante sobre la Pequeña Nube de Magallanes es un cúmulo globular - una colección esférica de cientos de miles de estrellas - llamado NGC 104, también conocido como 47 Tucanae debido a su ubicación en la constelación del sur Tucana, el Tucán. Dos estrellas, Beta Gruis y R Doradus, son tan brillantes que saturan toda una columna de píxeles en los detectores de las segundas y cuartas cámaras de TESS, creando largas puntas de luz.


"Esta franja del hemisferio sur incluye más de una docena de estrellas que sabemos que tienen planetas en tránsito basados en estudios previos de observatorios terrestres", dijo George Ricker, investigador principal de TESS en el Instituto de Astrofísica y Espacio Kavli del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge.


TESS pasará dos años monitoreando 26 sectores durante 27 días cada uno, cubriendo el 85 por ciento del cielo. Durante su primer año de operaciones, el satélite estudiará los 13 sectores que componen el cielo del sur. Luego TESS recurrirá a los 13 sectores del cielo del norte para llevar a cabo una segunda encuesta de un año.



El satélite de la misión TESS tomó esta instantánea de la Gran Nube de Magallanes (derecha) y la brillante estrella R Doradus (izquierda) con un solo detector de una de sus cámaras el martes 7 de agosto. Image Credit: NASA/MIT/TESS

sábado, 22 de septiembre de 2018

El Hubble Descubre Características Nunca Vistas Alrededor de una Estrella de Neutrones

9.09.18.- Una inusual emisión de luz infrarroja de una estrella de neutrones cercana detectada por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA podría indicar nuevas características nunca antes vistas. Una posibilidad es que haya un disco polvoriento alrededor de la estrella de neutrones; otra es que haya un viento enérgico que sale del objeto y que se estrelló contra el gas en el espacio interestelar que la estrella de neutrones está atravesando.


Aunque las estrellas de neutrones generalmente se estudian en radio y emisiones de alta energía, como los rayos X, este estudio demuestra que también se puede obtener información nueva e interesante sobre las estrellas de neutrones estudiándolas en luz infrarroja, dicen los investigadores.


La observación, realizada por un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania, University Park, Pensilvania; Universidad Sabanci, Estambul, Turquía; y la Universidad de Arizona, Tucson, Arizona, podría ayudar a los astrónomos a comprender mejor la evolución de las estrellas de neutrones: los restos increíblemente densos después de que una estrella masiva explote como una supernova. Las estrellas de neutrones también se denominan púlsares porque su rotación es muy rápida (normalmente fracciones de segundo, en este caso 11 segundos) y causa una emisión variable en el tiempo de las regiones emisoras de luz.


Esta estrella de neutrones en particular pertenece a un grupo de siete púlsares de rayos X cercanos, apodados 'los Siete Magníficos', que están más calientes de lo que deberían estar considerando sus edades y reservas de energía disponible.

El Hubble Descubre Características Nunca Vistas Alrededor de una Estrella de Neutrones


Esta animación muestra una estrella de neutrones (RX J0806.4-4123) con un disco de polvo caliente que produce una firma infrarroja detectada por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA. Image Credit: NASA/ESA/Hubble

sábado, 15 de septiembre de 2018

Espectaculares Imágenes del Huracán Florence Vistas desde la ISS






12.09.18.- Una cámara de alta definición montada fuera de la Estación Espacial Internacional captó estas espectaculares imágenes del huracán Florence a las 7:50 a.m. EDT del 12 de Septiembre. Actualmente, varios satélites de la NASA están rastreando el recorrido de la tormenta, siguiendo de cerca su evolución. Este video fue grabado mientras Florence avanzaba  a través del Atlántico en dirección oeste-noroeste con vientos de más de 200 kilómetros por hora. El Centro Nacional de Huracanes pronostica un fortalecimiento adicional para Florence antes de que llegue a la costa de Carolina del Norte y Carolina del Sur el viernes 14 de Septiembre.

sábado, 8 de septiembre de 2018

El Famoso Hexágono de Saturno Podría Elevarse Sobre las Nubes

06.09.18.- Un nuevo estudio a largo plazo con datos de la nave espacial Cassini de la NASA reveló una característica sorprendente que emerge en el polo norte de Saturno a medida que se acerca el verano: un vórtice cálido de gran altura con forma hexagonal, similar al famoso hexágono visto más profundamente en las nubes de Saturno.


El hallazgo, publicado el 3 de Septiembre en Nature Communications, es intrigante, porque sugiere que el hexágono de menor altitud puede influir en lo que sucede arriba, y que podría ser una estructura imponente de cientos de millas de altura.



Cuando Cassini llegó al sistema de Saturno en 2004, el hemisferio sur estaba disfrutando el verano, mientras que el norte estaba en pleno invierno. La nave espacial vio un vórtice amplio y cálido a gran altitud en el polo sur de Saturno, pero ninguno en el polo norte del planeta. El nuevo estudio informa de los primeros destellos de un vórtice polar norteño que se formó en lo alto de la atmósfera, cuando el hemisferio norte de Saturno se acercaba al verano. Este vórtice cálido se encuentra a cientos de millas por encima de las nubes, en la estratosfera, y revela una sorpresa inesperada.


Los bordes de este vórtice recién descubierto parecen ser hexagonales, que coinciden con un famoso y extraño patrón de nubes hexagonales que vemos más profundamente en la atmósfera de Saturno", dijo Leigh Fletcher de la Universidad de Leicester, autor principal del nuevo estudio.


Los niveles de nubes de Saturno albergan la mayoría del clima del planeta, incluido el hexágono polar del norte preexistente. Esta característica fue descubierta por la nave espacial Voyager de la NASA en la década de 1980 y ha sido estudiada durante décadas; una onda de larga duración potencialmente vinculada a la rotación de Saturno, es un tipo de fenómeno que también se ve en la Tierra, como en la corriente de chorro polar.


Sus propiedades fueron reveladas en detalle por Cassini, que observó la característica en múltiples longitudes de onda, desde el ultravioleta hasta el infrarrojo, usando instrumentos que incluyen su Espectrómetro de Infrarrojo Compuesto (CIRS). Sin embargo, al comienzo de la misión, este instrumento no podía asomarse más hacia la estratosfera septentrional, donde las temperaturas eran demasiado frías para observaciones infrarrojas de CIRS fiables, dejando a estas regiones de mayor altitud relativamente inexploradas durante muchos años.



"El misterio y la extensión del hexágono continúan creciendo, incluso después de los 13 años de Cassini en órbita alrededor de Saturno", dijo Linda Spilker, científica del proyecto Cassini. "Espero ver otros descubrimientos nuevos que aún se encuentran en los datos de Cassini".

El Famoso Hexágono de Saturno Podría Elevarse Sobre las Nubes


Image Credit: NASA/JPL

sábado, 1 de septiembre de 2018

Comienza a Despejarse el Cielo en Marte Para el Rover Opportunity

31.08.18.- La tormenta de polvo que cubría el planeta Marte y que fue detectada por primera vez el 30 de Mayo provocando la detección de las operaciones para el rover Opportunity, está disminuyendo.


Con cielos despejados sobre el lugar de descanso de Opportunity en Perseverance Valley, los ingenieros del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, 

California, creen que el vehículo solar de 15 años de edad pronto recibirá suficiente luz solar para iniciar automáticamente los procedimientos de recuperación. El rover puede hacerlo. Para prepararse, el equipo de la misión de Opportunity ha desarrollado un plan de dos pasos para proporcionar la mayor probabilidad de comunicarse con éxito con el rover y volverlo a poner operativo.

"El Sol está saliendo entre la neblina de polvo sobre Perseverance Valley, y pronto habrá suficiente luz solar para que Opportunity pueda recargar sus baterías", dijo John Callas, gerente de proyectos de Opportunity en JPL. "Cuando el nivel de Tau [una medida de la cantidad de partículas en el cielo marciano] caiga por debajo de 1.5, comenzaremos un período de intentos activos de comunicación con el rover al enviarle comandos a través de las antenas de la Red de Espacio Profundo de la NASA. Suponiendo que recibamos noticias de Opportunity, comenzaremos un proceso para conocer su estado y volver a ponerlo operativo".



Aproximadamente 11 meses antes de que la actual tormenta de polvo envolviera al rover, Opportunity tomó cinco imágenes que se convirtieron en un mosaico que mostraba una vista desde el extremo superior del "Perseverance Valley" en la vertiente interior del borde occidental del Cráter Endeavour. Las imágenes fueron tomadas el 7 de Julio de 2017. Image Credit: NASA/JPL-Caltech

La última comunicación del rover con la Tierra se recibió el 10 de Junio, y se desconoce la salud actual de Opportunity. Los ingenieros de Opportunity confían en la experiencia de los científicos de Marte que analizan datos del Mars Color Imager (MARCI) a bordo del Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la NASA para estimar la tau cerca de la posición del rover.

"La neblina de polvo producida por la tormenta de polvo global marciana de 2018 es una de las más extensas que se haya registrado, pero todos los indicios apuntan a que finalmente está llegando a su fin", dijo el científico del proyecto MRO Rich Zurek en el JPL. "Las imágenes de MARCI del lugar donde se encuentra Opportunity no han mostrado tormentas de polvo activas durante algún tiempo en un área de 3.000 kilómetros del rover".


Con los cielos despejados, los gerentes de misión esperan que el rover intente llamar a casa, pero también están preparados para un largo período de silencio. "Si no recibimos noticias después de 45 días, el equipo se verá obligado a concluir que el polvo que bloquea el Sol y el frío marciano han conspirado para causar algún tipo de fallo del cual el rover probablemente no se recuperará", dijo Callas. "En ese momento, nuestra fase activa de llegar a Opportunity habrá llegado a su fin. Sin embargo, en la improbable posibilidad de que haya una gran cantidad de polvo en los paneles solares que está bloqueando la energía del Sol, continuaremos los esfuerzos de escucha pasiva durante varios meses ".


Los varios meses adicionales para escuchar pasivamente son una concesión para la posibilidad de que un remolino de polvo del Planeta Rojo pueda aparecer y literalmente desempolvar los paneles solares de Opportunity. Tales "eventos de limpieza" fueron descubiertos por los equipos del rover de Marte en 2004 cuando, en varias ocasiones, los niveles de batería a bordo de Spirit y Opportunity aumentaron en varios puntos durante una sola noche marciana, cuando la expectativa lógica era que continuarían disminuyendo.


Es poco probable que la acumulación de polvo sea la causa principal de la falta de comunicación de Opportunity. Sin embargo, cada día durante la fase pasiva, el grupo de Radio Ciencia del JPL revisará los registros de señal tomados por un receptor de banda ancha muy sensible de las frecuencias de radio que emanan de Marte, buscando una señal que el rover intente alcanzar.


Incluso si el equipo escuchase a Opportunity durante cualquiera de las fases, no hay garantía de que el rover esté operativo. Se desconoce el impacto de esta última tormenta en los sistemas de Opportunity, que podría haber causado una producción de energía reducida, un menor rendimiento de la batería u otros daños imprevistos que podrían dificultar el regreso completo del rover.


Si bien la situación en Perseverance Valley es crítica, el equipo del rover es cautelosamente optimista, sabiendo que Opportunity ha superado desafíos significativos durante sus más de 14 años en Marte. El rover perdió el uso de su dirección delantera: su parte delantera izquierda en Junio de 2017 y el frente derecho en 2005. Su memoria flash de 256 megabytes ya no está funcionando. El equipo también sabe que todo lo relacionado con el rover está más allá de su período de garantía: tanto Opportunity como su rover gemelo, Spirit, fueron construidos para una misión de 90 días (Spirit duró 20 veces más y Opportunity 60). 

Los rovers fueron diseñados para viajar alrededor de 1 kilómetro, y Opportunity ha registrado más de 45 kilómetros. Contra viento y marea, el equipo ha visto a su soldado rover. Ahora, los ingenieros y científicos de Opportunity están planeando, y esperando, que este último dilema sea solo otro golpe en su camino marciano.




La cámara panorámica de Opportunity (Pancam) tomó las imágenes para crear esta vista desde una posición fuera del Cráter Endeavour durante el período del 7 al 19 de Junio de 2017. Hacia el lado derecho de esta escena hay una amplia muesca en la cresta del borde oeste de cráter. Image Credit: NASA/JPL-Caltech

sábado, 25 de agosto de 2018

Confirmada la Presencia de Hielo en la Superficie de la Luna

21.08.18.- En las partes más oscuras y frías de sus regiones polares, un equipo de científicos ha observado directamente la evidencia definitiva de hielo de agua en la superficie de la Luna. Estos depósitos de hielo están distribuidos irregularmente y podrían ser antiguos. En el polo sur, la mayor parte del hielo se concentra en los cráteres lunares, mientras que el hielo del polo norte es más extenso, pero disperso.


El equipo, liderado por Shuai Li, de la Universidad de Hawai y la Universidad de Brown, y que incluye a Richard Elphic del Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley, en California, ha utilizado datos del instrumento Moon Mineralogy Mapper (M3) de la NASA para identificar tres firmas específicas que definitivamente prueban que hay hielo de agua en la superficie de la Luna.



M3, a bordo de la nave espacial Chandrayaan-1, lanzada en 2008 por la Organización de Investigación Espacial de la India, estaba equipada de manera única para confirmar la presencia de hielo sólido en la Luna. Recolectó datos que no solo recogían las propiedades reflectivas que se esperaría del hielo, sino que también podía medir directamente la forma distintiva en que sus moléculas absorben la luz infrarroja, por lo que puede diferenciar entre agua líquida o vapor y hielo sólido.


La mayor parte del hielo recién descubierto se encuentra en las sombras de los cráteres cerca de los polos, donde las temperaturas más cálidas nunca superan los -250 grados Fahrenheit (-156 grados Centígrados). Debido a la muy pequeña inclinación del eje de rotación de la Luna, la luz del Sol nunca llega a estas regiones.


Las observaciones previas encontraron indirectamente posibles signos de hielo en la superficie en el polo sur lunar, pero estos podrían haber sido explicados por otros fenómenos, como el suelo lunar inusualmente reflexivo.


Con suficiente hielo en la superficie, dentro de los primeros milímetros, el agua posiblemente sea accesible como un recurso para futuras expediciones para explorar e incluso permanecer en la Luna, y potencialmente más fácil de acceder que el agua detectada debajo de la superficie de la Luna.



La imagen muestra la distribución del hielo de la superficie en el polo sur de la Luna (izquierda) y el polo norte (derecha), detectado por el instrumento Moon Mineralogy Mapper de la NASA. El azul representa las ubicaciones de hielo, trazadas sobre una imagen de la superficie lunar, donde la escala de grises corresponde a la temperatura de la superficie (el más oscuro representa las áreas más frías y las sombras más claras indican las zonas más cálidas). El hielo se concentra en las ubicaciones más oscuras y más frías, en las sombras de los cráteres.

Esta es la primera vez que los científicos observan directamente la evidencia definitiva de hielo de agua en la superficie de la Luna. Image Credit: NASA

sábado, 18 de agosto de 2018

El Hubble Captura una Panorámica del Universo en Evolución

17.08.18.- Los astrónomos, usando la visión ultravioleta del Hubble, han capturado una de las mayores vistas panorámicas de la formación de estrellas en el universo. Se trata de un espacio que engloba, aproximadamente, 15.000 galaxias, de las cuales cerca de 12.000 son estrellas en formación. La visión ultravioleta del Hubble abre una nueva ventana al universo en evolución, rastreando el nacimiento de estrellas en los últimos 11 mil millones de años hasta el período de formación estelar más activo del cosmos, que ocurrió unos 3 mil millones de años después del Big Bang.



La luz ultravioleta ha sido la pieza que falta en el rompecabezas cósmico. Ahora, combinando datos infrarrojos y de luz visible del Hubble, así como de otros telescopios con base terrestre, los astrónomos han podido configurar uno de los retratos más completos en la historia de la evolución del universo.



La imagen acorta las distancias entre galaxias muy lejanas que sólo se pueden observar a través de luz infrarroja, así como de una amplia gama de galaxias más cercanas. La luz de las regiones más lejanas de estrellas en formación comenzó a reflejarse como ultravioleta. 


Sin embargo, la expansión del universo ha cambiado esta iluminación a ondas infrarrojas. 


Al comparar las imágenes de la formación de estrellas en el universo, los astrónomos pueden lograr un mayor entendimiento en torno a la cercanía de galaxias que se formaron a partir de pequeños grupos de calor y estrellas jóvenes, hace mucho tiempo.



Debido a que la atmósfera terrestre filtra la mayoría de la luz ultravioleta, el telescopio Hubble puede ofrecer algunas de las observaciones más ajustadas del espacio. La imagen es una parte del campo GOODS-North, localizado al noroeste de la constelación de la Osa Mayor.


Image Credit: NASA/ESA/Hubble

sábado, 11 de agosto de 2018

Ya Están Aquí las Perseidas 2018

09.08.18.- Durante la madrugada del 12 al 13 de Agosto se producirá uno de los acontecimientos celestes más importantes del año para los amantes de la astronomía: la lluvia de meteoros de las Perseidas, o también conocidas como "Lágrimas de San Lorenzo". Aunque el momento propio de su observación es la noche del 12 al 13 de Agosto, ya se pueden observar en el cielo meteoros de este tipo.


Esta lluvia de meteoros tiene origen en el cometa Swift-Tuttle. Aunque el cometa no está cerca de la Tierra, su cola intersecta la órbita terrestre. Pasamos a través de ella cada año en el mes de agosto. Pequeños fragmentos de polvo del cometa chocan entonces contra la atmósfera terrestre a 212.000 km/h (132.000 mph). A esta velocidad, incluso el más pequeño fragmento de polvo produce una vívida estela luminosa —un meteoro— al desintegrarse. Debido a que los meteoros del cometa Swift-Tuttle salen de la constelación de Perseo, a esta lluvia de estrellas se la denomina "Perseidas".


Una vez que el Sol se ponga, comenzará el espectáculo justo cuando la constelación de Perseo salga por el noreste. Éste es el momento para buscar a los meteoros Perseidas que se acercan desde el horizonte y rozan la atmósfera como rajuelas que saltan sobre la superficie de un lago.

"Las estelas de los meteoros que rozan la Tierra son largas, lentas y coloridas; y constituyen una de las clases de meteoros más bellos", dice Bill Cooke, de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides, de la NASA, en el Centro de Vuelo Espacial Marshall. Cooke recomienda observar el cielo entre las 23:00 p.m. y las 3:00 a.m., hora local. Antes de la medianoche la tasa de meteoros será baja, pero irá aumentando a medida que avanza la noche, con un pico antes del amanecer que puede alcanzar los 50 meteoros por hora, cuando la constelación de Perseo está en lo alto del cielo.


Para obtener mejores resultados, aconseja Cooke, "aléjese de las luces de la ciudad". Las Perseidas más brillantes se pueden ver desde las ciudades, menciona, pero las ráfagas más espectaculares, compuestas por meteoros tenues y delicados, sólo se podrán observar en zonas rurales. La lluvia de meteoros de las Perseidas es uno de los acontecimientos más esperados por los amantes de la astronomía, y considerada por muchos como la mejor lluvia de estrellas del año. Los meteoros que producen se encuentran entre los más brillantes de todas las lluvias de meteoros. Exploradores, esta es una buena oportunidad para acampar.



Durante la madrugada del 11 al 12 de Agosto se producirá uno de los acontecimientos celestes más importantes del año para los amantes de la astronomía: la lluvia de meteoros de las Perseidas, o también conocidas como "Lágrimas de San Lorenzo". Image Credit: NASA/JPL

sábado, 4 de agosto de 2018

Un Cadáver Estelar Revela el Origen de Moléculas Radioactivas

31.07.18.- Utilizando ALMA y NOEMA, un equipo de astrónomos ha hecho la primera detección definitiva de una molécula radioactiva en el espacio interestelar. La parte radioactiva de la molécula es un isótopo de aluminio. Las observaciones revelan que el isótopo se dispersó en el espacio después de la colisión de dos estrellas, que dejó un remanente conocido como CK Vulpeculae. Es la primera vez que se hace una observación directa de este elemento en una fuente conocida. Anteriormente ya se había identificado este isótopo, pero procedía de la detección de rayos gamma y su origen exacto era desconocido.


El equipo, liderado por Tomasz Kamiński (Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, Cambridge, Estados Unidos), utilizó ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) y el conjunto NOEMA (NOrthern Extended Millimeter Array) para detectar una fuente del isótopo radioactivo aluminio-26. La fuente, conocida como CK Vulpeculae, fue vista por primera vez en 1670 y en aquel momento lo que vieron los observadores parecía una “nueva estrella”, brillante y roja. Aunque inicialmente era visible a simple vista, se desvaneció rápidamente y ahora son necesarios potentes telescopios para ver los restos de esta fusión, una tenue estrella central rodeada por un halo de materia incandescente que fluye de ella.


348 años después de que el evento inicial se observara, los restos de esta explosiva fusión estelar han llevado a la firma clara y convincente de una versión radioactiva del aluminio, conocido como aluminio-26. Se trata de la primera molécula radioactiva inestable detectada definitivamente fuera del Sistema Solar. Los isótopos inestables tienen un exceso de energía nuclear y, finalmente, decaen en una forma estable.

“La primera observación de este isótopo en un objeto de tipo estelar también es importante en un contexto más amplio: el de la evolución química de la galaxia”, señala Kamiński. “Es la primera vez que se identifica de forma directa el origen en el que se produce el núclido radioactivo aluminio-26”.


Kamiński y su equipo detectaron la única firma espectral de moléculas compuestas por aluminio-26 y flúor (26AlF) en los restos que rodean a CK Vulpeculae, que se encuentra a unos 2000 años luz de la Tierra. A medida que estas moléculas giran y caen a través del espacio, emiten una distintiva huella de luz en longitudes de onda milimétricas, un proceso conocido como transición rotacional. Los astrónomos consideran que es la mejor forma de detectar moléculas.


La observación de este particular isótopo proporciona nuevas información sobre el proceso de fusión que creó a CK Vulpeculae. También demuestra que las capas profundas, densas, e interiores de una estrella, donde se forjan los elementos pesados y los isótopos radioactivos, pueden ser agitadas y lanzadas al espacio por colisiones estelares.

“Estamos observando las entrañas de una estrella destrozada hace tres siglos por una colisión”, subrayó Kamiński.

Los astrónomos también han determinado que las dos estrellas que se fusionaron tenían masas relativamente bajas, siendo una de ellas una estrella gigante roja con una masa de entre 0,8 y 2,5 veces la de nuestro Sol.


Al ser radioactivo, el aluminio-26 decaerá hasta ser más estable y, en este proceso, uno de los protones del núcleo decaerá en neutrón. Durante este proceso, el núcleo excitado emite un fotón de muy alta energía, que se observa como un rayo gamma.


Anteriormente, las detecciones de emisión de rayos gamma han demostrado que en la Vía Láctea hay alrededor de dos masas solares de aluminio-26, pero se desconocía el proceso que creó los átomos radioactivos. Además, debido a la manera en que se detectan los rayos gamma, su origen preciso era también, en gran parte, desconocido. Con estas nuevas medidas, los astrónomos han detectado por primera vez, de forma confirmada, un radioisótopo inestable en una molécula fuera de nuestro Sistema Solar.


Al mismo tiempo, sin embargo, el equipo ha concluido es poco probable que la producción de aluminio-26 por objetos similares a CK Vulpeculae sea la principal fuente de aluminio-26 en la Vía Láctea. La masa de aluminio-26 en CK Vulpeculae es aproximadamente una cuarta parte de la masa de Plutón y dado que estos eventos son tan poco comunes, es muy poco probable que sean los únicos productores del isótopo en la galaxia Vía Láctea. Esto deja la puerta abierta para continuar estudiando estas moléculas radioactivas.



Observaciones llevadas a cabo con ALMA detectan el isótopo radioactivo aluminio-26 de la remanente CK Vulpeculae. Image Credit: ESO/L. Calçada

sábado, 28 de julio de 2018

Mars Express Detecta Agua Líquida Escondida Bajo el Polo Sur de Marte

25.07.18.- Los datos del radar recopilados por la sonda espacial Mars Express de la ESA apuntan a un lago de agua líquida enterrado bajo capas de hielo y polvo en la región polar sur de Marte.


La evidencia del pasado acuoso del Planeta Rojo prevalece en toda su superficie en la forma de vastas redes de ríos y canales secos de salida gigantescos claramente representados desde órbita por naves espaciales. Los orbitadores, junto con los módulos de aterrizaje y los exploradores que exploran la superficie marciana, también descubrieron minerales que solo pueden formarse en presencia de agua líquida.


Pero el clima ha cambiado significativamente a lo largo de los 4.6 billones de años de historia del planeta y el agua líquida no puede existir en la superficie hoy en día, por lo que los científicos están mirando bajo tierra. Los primeros resultados de la nave espacial Mars Express de 15 años de antigüedad ya descubrieron que existe hielo de agua en los polos del planeta y que también está enterrado en capas intercaladas con polvo.


La presencia de agua líquida en la base de los casquetes polares se sospecha desde hace tiempo; después de todo, de estudios en la Tierra, es bien sabido que el punto de fusión del agua disminuye bajo la presión de un glaciar que lo cubre. Además, la presencia de sales en Marte podría reducir aún más el punto de fusión del agua y mantener el agua líquida incluso a temperaturas bajo cero.


Pero hasta ahora, las pruebas del radar avanzado de Marte para el subsuelo y el instrumento de sondeo de ionosfera, MARSIS, el primer radar que alguna vez orbitó en otro planeta, no fue concluyente.


Se ha necesitado la persistencia de los científicos que trabajan con este instrumento de exploración subsuperficial para desarrollar nuevas técnicas con el fin de recopilar la mayor cantidad posible de datos de alta resolución para confirmar su excitante conclusión.


El radar de penetración en el suelo usa el método de enviar pulsos de radar hacia la superficie y medir el tiempo que tardan en reflejarse en la nave espacial y con qué fuerza.  Los ecos reflejados proporcionan información sobre el material que se encuentra bajo la superficie.


La investigación de radar muestra que la región del polo sur de Marte está compuesta de muchas capas de hielo y polvo a una profundidad de aproximadamente 1,5 km en un área de 200 km de ancho analizada en este estudio. Se ha identificado una reflexión de radar particularmente brillante debajo de los depósitos estratificados dentro de una zona de 20 km de ancho.


Analizando las propiedades de las señales de radar reflejadas y considerando la composición de los depósitos estratificados y el perfil de temperatura esperado debajo de la superficie, los científicos interpretan la característica brillante como una interfaz entre el hielo y un cuerpo estable de agua líquida, que puede cargarse con sal y sedimentos saturados. Para que MARSIS pueda detectar dicho parche de agua, necesitaría tener por lo menos varias decenas de centímetros de grosor.

 "Esta anomalía subsuperficial en Marte tiene propiedades de radar que coinciden con el agua o los sedimentos ricos en agua", dice Roberto Orosei, investigador principal del experimento MARSIS y autor principal del artículo publicado hoy en la revista Science.

"Esta es solo una pequeña área de estudio; es una perspectiva emocionante pensar que podría haber más de estas bolsas subterráneas de agua en otros lugares, aún por descubrir ".

"Hemos visto indicios de características subsuperficiales interesantes durante años, pero no pudimos reproducir el resultado de órbita a órbita, porque las tasas de muestreo y la resolución de nuestros datos anteriores eran demasiado bajao", agrega Andrea Cicchetti, gerente de operaciones de MARSIS y coautor en el nuevo documento.

"Tuvimos que idear un nuevo modo de operación para eludir el procesamiento a bordo y activar una mayor tasa de muestreo y así mejorar la resolución de la huella de nuestro conjunto de datos: ahora vemos cosas que simplemente no eran posibles antes".


El hallazgo recuerda algo al lago Vostok, descubierto a unos 4 km por debajo del hielo en la Antártida en la Tierra. Se sabe que algunas formas de vida microbiana prosperan en los ambientes subglaciales de la Tierra, pero ¿podrían los pozos subterráneos de agua líquida salada y rica en sedimentos en Marte también proporcionar un hábitat adecuado, ya sea ahora o en el pasado? Si la vida alguna vez existió en Marte sigue siendo una pregunta abierta.

"La larga duración de Mars Express, y el agotador esfuerzo realizado por el equipo de radar para superar muchos desafíos analíticos, permitió este resultado tan esperado, demostrando que la misión y su carga útil aún tienen un gran potencial científico", dijo Dmitri Titov, de la ESA y científico del proyecto Mars Express.

"Este descubrimiento emocionante es un punto culminante para la ciencia planetaria y contribuirá a nuestra comprensión de la evolución de Marte, la historia del agua en nuestro planeta vecino y su habitabilidad".


Mars Express se lanzó el 2 de junio de 2003 y celebrará 15 años en órbita el 25 de diciembre de este año.



Mars Express ha usado señales de radar rebotadas a través de capas de hielo subterráneas para encontrar evidencias de un lago de agua enterrado debajo del casquete polar sur.

sábado, 21 de julio de 2018

El Chandra Observa Por Primera Vez a una Joven Estrella Devorando un Planeta

19.07.18.- Los científicos podrían haber observado, por primera vez, la destrucción de un planeta joven o planetas alrededor de una estrella cercana. Las observaciones del Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA indican que la estrella madre está ahora en el proceso de devorar los restos planetarios. Este descubrimiento da una idea de los procesos que afectan a la supervivencia de los planetas infantiles.


Desde 1937, a los astrónomos les ha desconcertado la curiosa variabilidad de una joven estrella llamada RW Aur A, ubicada a unos 450 años luz de la Tierra. Cada pocas décadas, la luz óptica de la estrella se ha desvanecido brevemente antes de volver a brillar. En los últimos años, los astrónomos han observado que la estrella se oscurece con mayor frecuencia y durante períodos más largos.


Usando el Chandra, un equipo de científicos puede haber descubierto qué causó el evento de oscurecimiento más reciente de la estrella: una colisión de dos cuerpos planetarios infantiles, que incluye al menos un objeto lo suficientemente grande como para ser un planeta. A medida que los desechos planetarios resultantes caen en la estrella, genera un velo espeso de polvo y gas, oscureciendo temporalmente la luz de la estrella.

"Las simulaciones por ordenador han predicho durante mucho tiempo que los planetas pueden caer en una estrella joven, pero nunca antes lo hemos observado", dijo Hans Moritz Guenther, investigador del Instituto Kavli para Astrofísica e Investigación Espacial del MIT, quien dirigió el estudio. "Si nuestra interpretación de los datos es correcta, esta sería la primera vez que observamos directamente a una joven estrella devorando un planeta o planetas".

Los anteriores eventos de oscurecimiento de la estrella pueden haber sido causados por aplastamientos similares, de dos cuerpos planetarios o grandes restos de colisiones pasadas.


RW Aur A se encuentra en la formación estelar Taurus-Auriga, que alberga guarderías estelares que contienen miles de estrellas infantiles. Las estrellas muy jóvenes, a diferencia de nuestro sol relativamente maduro, todavía están rodeadas por un disco giratorio de gas y grupos de material que varían en tamaño desde pequeños granos de polvo hasta guijarros, y posiblemente planetas. Estos discos tienen una existencia de entre 5 y 10 millones de años.


Se estima que RW Aur A tiene varios millones de años y todavía está rodeada por un disco de polvo y gas. Esta estrella y su estrella compañera binaria, RW Aur B, tienen la misma masa que el sol.


Las notables caídas en el brillo óptico de RW Aur A que ocurrieron cada pocas décadas duraron aproximadamente un mes. Luego, en 2011, el comportamiento cambió. La estrella se oscureció nuevamente, esta vez durante unos seis meses. La estrella finalmente se iluminó, solo para desvanecerse nuevamente a mediados de 2014. En noviembre de 2016, la estrella volvió a su brillo total, y luego en enero de 2017 volvió a oscurecerse.


El Chandra se usó para observar la estrella durante un período ópticamente brillante en 2013, y luego en periodos poco intensos en 2015 y 2017, cuando también se observó una disminución en los rayos X.


Debido a que los rayos X provienen de la atmósfera exterior caliente de la estrella, los cambios en el espectro de rayos X -la intensidad de los rayos X medidos a diferentes longitudes de onda- sobre estas tres observaciones se usaron para sondear la densidad y composición del material absorbente alrededor de la estrella.


El equipo descubrió que las caídas tanto en la luz óptica como en la de rayos X son causadas por gas denso que oscurece la luz de la estrella. La observación en 2017 mostró una fuerte emisión de átomos de hierro, lo que indica que el disco contenía al menos 10 veces más hierro que en la observación de 2013 durante un período brillante.
Guenther y sus colegas sugieren que el exceso de hierro se creó cuando dos cuerpos planetarios infantiles, colisionaron. Si uno o ambos cuerpos planetarios están hechos en parte de hierro, su aplastamiento podría liberar una gran cantidad de hierro en el disco de la estrella y oscurecer temporalmente su luz a medida que el material cae en la estrella.


Una explicación menos favorecida es que los granos pequeños o partículas como el hierro pueden quedar atrapados en partes de un disco. Si la estructura del disco cambia repentinamente, como cuando la estrella compañera de la estrella pasa cerca, las fuerzas de marea resultantes podrían liberar las partículas atrapadas, creando un exceso de hierro que puede caer en la estrella.


Los científicos esperan hacer más observaciones de la estrella en el futuro, para ver si la cantidad de hierro que la rodea ha cambiado, una medida que podría ayudar a los investigadores a determinar el tamaño de la fuente del hierro. Por ejemplo, si aparece la misma cantidad de hierro en uno o dos años, puede indicar que proviene de una fuente relativamente masiva.

"Actualmente se necesita mucho esfuerzo para aprender sobre exoplanetas y cómo se forman, por lo que obviamente es muy importante ver cómo los planetas jóvenes podrían destruirse en interacciones con sus estrellas anfitrionas y otros planetas jóvenes, y qué factores determinan si sobreviven", dijo Guenther.


Concepto artístico de la destrucción de un joven planeta o planetas observada por el Chandra. Image Credit: NASA/ CXC/M. Weiss; X-ray spectrum: NASA/CXC/MIT/H. M.Günther

sábado, 14 de julio de 2018

Fermi Rastrea el Origen de un Neutrino Cósmico Fuera de Nuestra Galaxia

14.07.18.- Por primera vez, los científicos que utilizan el Telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi de la NASA han encontrado la fuente de un neutrino de alta energía desde fuera de nuestra galaxia. Este neutrino viajó 3.700 millones de años casi a la velocidad de la luz antes de ser detectado en la Tierra. Esto está más lejos que cualquier otro neutrino cuyo origen puedan identificar los científicos.


Los neutrinos de alta energía son partículas difíciles de atrapar que los científicos creen que son creadas por los eventos más poderosos del cosmos, como las fusiones de galaxias y el material que cae sobre los agujeros negros supermasivos. Viajan a velocidades apenas inferiores a la velocidad de la luz y rara vez interactúan con otras materias, lo que les permite viajar sin obstáculos a distancias de miles de millones de años luz.


El neutrino fue descubierto por un equipo internacional de científicos utilizando el IceCube, el observatorio de neutrinos en el Polo Sur de la Fundación Nacional de Ciencia en la estación Amundsen-Scott en el Polo Sur. Fermi encontró la fuente del neutrino trazando su camino de regreso a una ráfaga de luz de rayos gamma desde un agujero negro supermasivo distante en la constelación de Orión.

"De nuevo, Fermi ha ayudado a dar otro salto gigante en un campo en crecimiento que llamamos astronomía multi mensajera", dijo Paul Hertz, director de la División de Astrofísica en la sede de la NASA en Washington. "Los neutrinos y las ondas gravitatorias brindan nuevos tipos de información sobre los entornos más extremos del universo. Pero para comprender mejor lo que nos dicen, tenemos que conectarlos con el 'mensajero' que los astrónomos conocen mejor que la luz".


Los científicos estudian los neutrinos, así como los rayos cósmicos y los rayos gamma, para comprender qué está sucediendo en entornos cósmicos turbulentos, como las supernovas, los agujeros negros y las estrellas. Los neutrinos muestran los complejos procesos que ocurren dentro del entorno, y los rayos cósmicos muestran la fuerza y la velocidad de la actividad violenta. Pero los científicos confían en los rayos gamma, la forma de luz más energética, para marcar brillantemente qué fuente cósmica produce estos neutrinos y rayos cósmicos.

"Las explosiones cósmicas más extremas producen ondas gravitacionales, y los aceleradores cósmicos más extremos producen neutrinos de alta energía y rayos cósmicos", dice Regina Caputo del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, coordinador de análisis de la Colaboración del Telescopio de Área Grande de Fermi. "A través de Fermi, los rayos gamma proporcionan un puente a cada una de estas nuevas señales cósmicas".


El descubrimiento es el tema de dos artículos publicados el jueves en la revista Science. El documento de identificación de la fuente también incluye importantes observaciones de seguimiento realizadas por los Telescopios Cherenkov de imágenes gigantescas atmosféricas con Gamma y datos adicionales del Observatorio Swift Neil Gehrels de la NASA y de muchas otras instalaciones


El 22 de septiembre de 2017, los científicos que utilizaron IceCube detectaron signos de un neutrino que golpeaba el hielo antártico con una energía de aproximadamente 300 billones de electrones, más de 45 veces la energía alcanzable en el acelerador de partículas más poderoso de la Tierra. Esta alta energía sugiere fuertemente que el neutrino tenía que ser de más allá de nuestro sistema solar. Retroceder en el camino a través de IceCube indicó de dónde provenía el neutrino en el cielo, y las alertas automáticas notificaron a los astrónomos de todo el mundo para buscar estallidos o erupciones que pudieran estar asociados con el evento.


Los datos del Telescopio de área grande Fermi revelaron una emisión mejorada de rayos gamma de una galaxia activa bien conocida en el momento en que llegó el neutrino. Este es un tipo de galaxia activa llamada blazar, con un agujero negro supermasivo con millones a miles de millones de veces la masa del Sol que lanza chorros de partículas hacia afuera en direcciones opuestas casi a la velocidad de la luz. Los blazars son especialmente brillantes y activos porque uno de estos chorros apunta casi directamente hacia la Tierra.


El científico de Fermi Yasuyuki Tanaka en la Universidad de Hiroshima en Japón fue el primero en asociar el evento de neutrinos con el blazar designado TXS 0506 + 056 (TXS 0506 para abreviar).

"LAT de Fermi monitorea todo el cielo en rayos gamma y vigila la actividad de unos 2.000 blazares, aunque TXS 0506 realmente se destacó", dijo Sara Buson, becaria postdoctoral de la NASA en Goddard que realizó el análisis de datos con Anna Franckowiak, científica en el centro de investigación Deutsches Elektronen-Synchrotron en Zeuthen, Alemania. "Este blazar está ubicado cerca del centro de la posición del cielo determinado por IceCube y, en el momento de la detección de neutrinos, era el más activo que Fermi había visto en una década".


Fermi (arriba a la izquierda), ha logrado identificar un enorme agujero negro en una galaxia lejana como la fuente de un neutrino de alta energía detectado por el Observatorio de Neutrinos IceCube (sensores de detección, parte inferior de la imagen). Image Credit: NASA/Fermi y Aurore Simonnet, Universidad Estatal de Sonoma

sábado, 7 de julio de 2018

Dragón Llega a la ISS con más Experimentos Científicos

02.07.18.- Tres días después de su lanzamiento desde Florida, la nave espacial de carga Dragón de SpaceX ya se encuentra instalada en el lado orientado a la Tierra del módulo Harmony de la Estación Espacial Internacional. Mientras que la Estación Espacial Internacional viajaba a más de 400 kilómetros sobre Quebec, Canadá, los astronautas de la NASA Ricky Arnold y Drew Feustel capturaron la nave espacial Dragón utilizando el brazo robot Canadarm2 de la Estación Espacial. 


 La 15ª misión de reabastecimiento comercial contratada de SpaceX (CRS-15) ha hecho entrega de más de 2,6 toneladas de investigación, suministros para la tripulación y hardware al laboratorio orbital.


Entre las investigaciones que han llegado procedentes del Laboratorio Nacional de EE.UU. se encuentra la investigación de Algas Espaciales, donde se discutirán investigaciones para seleccionar cepas de algas adaptadas al espacio y secuenciar sus genomas para identificar genes relacionados con el crecimiento.  Las algas consumen dióxido de carbono residual, pueden proporcionar nutrición básica y pueden percibir la microgravedad como desencadenante para producir aceites de algas ricos en antioxidantes que pueden ayudar a mitigar los efectos nocivos de la microgravedad y la radiación cósmica durante los vuelos espaciales.  El Centro para el Avance de la Ciencia en el Espacio (CASIS), que administra el Laboratorio Nacional de EE.UU., está patrocinando la investigación.


Una demostración de tecnología que llega es un estudio piloto observacional llamado Crew Interactive MObile companioN (CIMON) que pretende proporcionar primeros conocimientos sobre los efectos del apoyo a la tripulación de una inteligencia artificial (AI) en términos de eficiencia y aceptación durante misiones a largo plazo en el espacio.


Después de que Dragón pase aproximadamente un mes conectado a la Estación Espacial, la nave regresará a la Tierra con aproximadamente 1,7 toneladas de carga e investigación, incluida una investigación para avanzar la secuenciación del ADN en el espacio y la investigación de la terapia de cáncer Angiex para mejorar la comprensión de las células endoteliales que recubren las paredes de los vasos sanguíneos.


Dragón es fotografiada a 30 metros de distancia de la Estación Espacial, minutos antes de
 ser capturada por el brazo robot de la ISS. Image Credit: NASA TV

sábado, 30 de junio de 2018

Detectan la Presencia de Moléculas Orgánicas Complejas en Encélado

28.06.18.- Datos de la nave espacial Cassini de la NASA revelan moléculas orgánicas complejas que se originan en la luna helada de Saturno, Encélado, reforzando la idea de que este mundo oceánico alberga condiciones adecuadas para la vida. Los resultados de la investigación muestran moléculas mucho más grandes y pesadas que nunca antes.


Potentes fuentes hidrotermales mezclan material del núcleo poroso lleno de agua de la luna con agua de la subsuperficie masiva de la luna, y se libera en el espacio, en forma de vapor de agua y granos de hielo. Un equipo dirigido por Frank Postberg y Nozair Khawaja de la Universidad de Heidelberg, Alemania, continúa examinando la composición del hielo expulsado y recientemente ha identificado fragmentos de moléculas orgánicas grandes y complejas.


Previamente, Cassini había detectado pequeñas moléculas orgánicas relativamente comunes en Encélado que eran mucho más pequeñas. Las moléculas complejas que comprenden cientos de átomos son raras más allá de la Tierra. La presencia de grandes moléculas complejas, junto con agua líquida y actividad hidrotermal, refuerza la hipótesis de que el océano de Encélado puede ser un ambiente habitable para la vida.
Tales moléculas grandes pueden ser creadas por procesos químicos complejos, incluidos los relacionados con la vida, o pueden provenir de material primordial en algunos meteoritos.


En Encélado, lo más probable es que provengan de la actividad hidrotermal que impulsa la química compleja en el centro de la luna, dijo Postberg.
"En mi opinión, los fragmentos que encontramos son de origen hidrotermal; en las altas presiones y temperaturas cálidas que esperamos allí, es posible que surjan moléculas orgánicas complejas ", dijo Postberg.


El material orgánico se inyecta en el océano mediante respiraderos hidrotermales en el suelo del océano de Encelado, algo parecido a los sitios hidrotermales que se encuentran en el fondo de los océanos en la Tierra, que son uno de los entornos posibles que los científicos investigan para la emergencia de la vida en nuestro propio planeta.


En Encélado, burbujas de gas que se alzan a través de kilómetros en el océano podrían sacar materia orgánica de las profundidades, donde podrían formar una delgada película flotando en la superficie del océano y en grietas de ventilación, en el interior de la luna, debajo de su caparazón helado.


Después de elevarse cerca de la parte superior del océano, las burbujas pueden reventar o dispersar los compuestos orgánicos, donde fueron detectados por Cassini.



Imagen del polo sur de Encélado, en la que se aprecian los chorros de material que están siendo expulsados desde el interior de esta luna de Saturno. Image Crédit: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

sábado, 23 de junio de 2018

Una Estrella, Devorada por un Tipo de Agujero Negro Poco Conocido

20.06.18.- El observatorio XMM-Newton de la ESA ha descubierto el candidato más prometedor a un tipo de fenómeno cósmico muy poco común y esquivo: un agujero negro de masa intermedia en trance de desgarrar y devorar una estrella cercana.


El Universo alberga distintos tipos de agujeros negros: las estrellas masivas generan agujeros negros de masa estelar cuando mueren, mientras que las galaxias tienen en su centro agujeros negros supermasivos, con masas equivalentes a millones e incluso miles de millones de soles.


Entre ambos extremos encontramos un miembro discreto de la familia de los agujeros 
negros: los agujeros negros de masa intermedia, considerados el germen de futuros agujeros negros supermasivos. Resultan especialmente esquivos, por lo que solo se han llegado a detectar muy pocos candidatos firmes.


Ahora, un equipo de investigadores ha encontrado un signo de actividad claro gracias a datos del observatorio espacial de rayos X XMM-Newton de la ESA, así como del observatorio de rayos X Chandra y el telescopio de rayos X Swift de la NASA. Estos detectaron una enorme emisión de radiación en los márgenes de una galaxia distante, generada cuando una estrella pasó demasiado cerca de un agujero negro y este la devoró.

“Es realmente emocionante: hasta ahora no se había visto un agujero negro de este tipo”, afirma el investigador principal, Dacheng Lin, de la Universidad de New Hampshire (Estados Unidos).

“Aunque se han llegado a descubrir algunos, en general se trata de un fenómeno muy poco común y muy buscado. Este es el mejor candidato a agujero negro de masa intermedia observado hasta la fecha”.


Se cree que este tipo de agujero se puede formar por varias vías. Un escenario de formación sería la rápida fusión de estrellas masivas situadas en cúmulos estelares densos, por lo que los centros de dichos cúmulos serían los lugares más adecuados para buscarlas. 

No obstante, para cuando estos agujeros negros se han formado, apenas queda gas, por lo que los agujeros negros no tienen materia que consumir y, por lo tanto, la radiación que emiten es muy tenue, lo que a su vez hace que sean muy difíciles de detectar.

“Uno de los pocos métodos que podemos utilizar para localizar un agujero negro de masa intermedia es esperar a que una estrella pase cerca y sufra una perturbación; de esta forma, se vuelve a ‘despertar el apetito’ del agujero negro y emite una fulguración como la que hemos observado”, añade Lin.

“Hasta ahora, este tipo de evento solo se ha visto claramente en el centro de una galaxia, no en sus márgenes”.


Lin y sus colegas cribaron datos de XMM-Newton para encontrar el candidato. Lo identificaron en observaciones de una gran galaxia a unos 740 millones de años luz, realizadas entre 2006 y 2009 como parte de un estudio de galaxias, y en datos adicionales de Chandra (2006 y 2016) y Swift (2014).

“También miramos imágenes de la galaxia tomadas por otros telescopios para ver cuál era el aspecto óptico de la emisión”, explica Jay Strader, de la Universidad Estatal de Michigan (Estados Unidos) y coautor del estudio.

“Detectamos el brillo provocado por el destello de la fuente en dos imágenes de 2005: era mucho más azul y brillante de lo que se veía tan solo unos años antes. Al comparar todos los datos, determinamos que la pobre estrella debió de sufrir una perturbación en octubre de 2003 en nuestro tiempo, y emitió una explosión de energía que fue decayendo a lo largo de la siguiente década”.


Los científicos creen que la estrella fue desgarrada por un agujero negro con una masa cincuenta mil veces mayor que la de nuestro Sol.


Estas emisiones procedentes de estrellas no suelen provenir de este tipo de agujeros negros, por lo que este descubrimiento sugiere que podría haber más en estado inactivo, escondidas en la periferia de las galaxias por todo el Universo local.

“Este candidato se descubrió gracias a un estudio exhaustivo del catálogo de fuentes de rayos X de XMM-Newton que, repleto de datos de alta calidad que abarcan grandes áreas del firmamento, resultó esencial para determinar el tamaño del agujero negro e identificar qué provocó la emisión de radiación”, apunta Norbert Schartel, científico de la ESA para el proyecto XMM-Newton.

“El catálogo de fuentes de rayos X de XMM-Newton, con más de medio millón de fuentes, es hoy en día el mayor de su clase: objetos exóticos como el identificado en nuestro estudio permanecen ocultos y a la espera de su descubrimiento mediante una exhaustiva minería de datos”, añade la coautora Natalie Webb, directora del Centro Científico para el Estudio de XMM-Newton en el Instituto de Investigación de Astrofísica y Planetología (IRAP) de Toulouse (Francia).

“Saber más sobre estos objetos y sus fenómenos asociados es clave para que entendamos los agujeros negros. En la actualidad, nuestros modelos podrían parecerse a un escenario en el que una civilización alienígena observa la Tierra y ve a los abuelos que llevan a sus nietos a la guardería: asumirían que falta algo en su modelo de la vida humana, pero sin observar ese eslabón intermedio no podrían estar seguros de ello. Este hallazgo es sumamente importante y muestra que el método utilizado para el descubrimiento es correcto”, concluye Norbert.


Image Credit: NASA/ESA

sábado, 16 de junio de 2018

La Antártida Hace que Suba el Nivel del Mar








14.06.18.- En un gran esfuerzo colaborativo, científicos de todo el mundo han utilizado datos satelitales para revelar que el deshielo de la Antártida no solo ha hecho aumentar el nivel del mar 7,6 cm desde 1992, sino que, sobre todo, casi la mitad de esta subida se ha producido en los últimos cinco años. 


Andrew Shepherd, de la Universidad de Leeds (Reino Unido), y Erik Ivins, del Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL) de la NASA, han dirigido a un grupo de 84 científicos procedentes de 44 organismos internacionales en un estudio que ha dado lugar a la panorámica más completa hasta el momento de los cambios en el manto de hielo antártico.


Su investigación, publicada en Nature, muestra que hasta 2012, cuando se llevó a cabo el último estudio de este tipo, la Antártida perdía 76.000 millones de hielo al año. Esto hacía que el nivel de los mares subiera a un ritmo de 0,2 mm por año.
No obstante, desde entonces la Antártida ha ido perdiendo hielo a una velocidad tres veces mayor.


Entre 2012 y 2017, la Antártida perdió 219.000 millones de toneladas de hielo al año, por lo que el nivel del mar aumentó a un ritmo de 0,6 mm anuales.


Esta información resulta clave para comprender cómo el cambio climático está afectando a la parte más remota del planeta y cómo esto influye en el resto del mundo.


El profesor Shepherd afirma: “Llevábamos mucho tiempo sospechando que los cambios en el clima terrestre afectan a las capas de hielo polares. Gracias a los satélites lanzados por nuestras agencias espaciales, ahora podemos hacer un seguimiento fiable de la desaparición del hielo y de su contribución al nivel del mar”.

“Según nuestros análisis, se ha producido una aceleración en la pérdida del hielo en la Antártida durante la última década, lo que está provocando que el nivel del mar aumente hoy a mayor velocidad que en ningún otro momento de los últimos 25 años”. 

“Esto debe preocupar a los gobiernos a los que confiamos la protección de nuestras ciudades y comunidades costeras”.


Aunque para el estudio se han utilizado datos de varios satélites, han resultado de especial utilidad CryoSat y la misión Sentinel-1 de Copernicus, de la ESA.


Equipado con un altímetro radar, CryoSat está diseñado para medir los cambios en la altura del hielo, lo que se utiliza para calcular cambios en su volumen. También está concebido para medir cambios en los márgenes de los mantos de hielo, donde se producen partos en forma de iceberg.


Los dos satélites de la misión de radar Sentinel-1, que estudia el movimiento del hielo, pueden tomar imágenes de la Tierra independientemente de las condiciones meteorológicas y de iluminación, algo esencial durante los meses de oscuridad del invierno polar.


El director de los Programas de Observación de la Tierra de la ESA, Josef Aschbacher, añade que es evidente que CryoSat y Sentinel-1 “están contribuyendo de forma significativa a que comprendamos cómo las capas de hielo responden al cambio climático y afectan al nivel del mar, algo que nos preocupa sobremanera”.

“Aunque estos impresionantes resultados demuestran nuestro compromiso con la investigación del clima a través de esfuerzos como la Iniciativa sobre el Cambio Climático y otras actividades de explotación de datos científicos, también indican lo que se puede conseguir al colaborar con nuestros colegas de la NASA”. 
 
“En cualquier caso, de cara al futuro es importante que contemos con satélites que sigan midiendo el hielo terrestre para mantener un registro de los datos climáticos del manto de hielo”.


La pérdida tres veces mayor del hielo de la totalidad del continente se debe en parte a que los glaciares fluyen más rápido en la Antártida Occidental y la península Antártica.


La Antártida Occidental es la que ha experimentado el mayor deshielo, al pasar de una pérdida de 53.000 millones de toneladas al año en los noventa a 159.000 millones de toneladas al año en 2012. Esto se debe sobre todo al rápido retroceso de los glaciares de Pine Island y de Thwaites, debido a la mayor temperatura del agua marina bajo su barreras flotantes.


Eric Rignot, del Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL) de la NASA, añade: “Las mediciones recopiladas por los satélites de radar y Landsat a lo largo de los años han documentado los cambios en los glaciares que rodean la Antártida con un nivel de precisión sorprendente, por lo que contamos con información exhaustiva y detallada para comprender los cambios en el flujo del hielo en la Antártida y su efecto al aumentar el nivel del mar en todo el mundo”.



sábado, 9 de junio de 2018

Curiosity Descubre Material Orgánico Antiguo y Metano Misterioso en Marte

08.06.18.- El rover Curiosity de NASA ha hallado pruebas conservadas en rocas de Marte que sugieren que el planeta podría haber tenido vida en la antigüedad, así como nuevas pruebas en la atmósfera marciana que se relacionan con la búsqueda de vida actual en el Planeta Rojo. Aunque no se trata de pruebas de vida por sí mismas, estos hallazgos son una buena señal para las futuras misiones que exploren la superficie y el subsuelo del planeta.


Los nuevos hallazgos consisten en moléculas orgánicas “resistentes” en rocas sedimentarias de 3 mil millones de años de edad cerca de la superficie, así como cambios estacionales en los niveles de metano de la atmósfera.


Las moléculas orgánicas contienen carbono e hidrógeno, y también pueden incluir oxígeno, nitrógeno y otros elementos. Si bien comúnmente se asocian con la vida, las moléculas orgánicas también pueden ser creadas por procesos no biológicos y no son necesariamente indicadores de vida.

"Con estos nuevos hallazgos, Marte nos dice que mantengamos el curso y sigamos buscando pruebas de vida", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas en la sede de la NASA, en Washington. "Confío en que nuestras misiones actuales y planeadas desvelarán descubrimientos aún más impresionantes en el Planeta Rojo".

“Curiosity no ha determinado el origen de las moléculas orgánicas”, explica Jen Eigenbrode del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. “Tanto si se trata de un registro de vida antigua, como de alimento para la vida, o ha aparecido en ausencia de vida, la materia orgánica en los materiales marcianos contiene pistas químicas sobre las condiciones y procesos planetarios”.


Aunque la superficie de Marte es inhóspita hoy en día, hay pruebas claras de que, en el pasado remoto, el clima marciano permitió que el agua líquida, un ingrediente esencial para la vida tal como la conocemos, se agrupara en la superficie. Los datos de Curiosity revelan que hace miles de millones de años, un lago de agua dentro del Cráter Gale contenía todos los ingredientes necesarios para la vida, incluidos los componentes químicos y las fuentes de energía.

"La superficie marciana está expuesta a la radiación del espacio. Tanto la radiación como los productos químicos agresivos descomponen la materia orgánica ", dijo Eigenbrode. "Encontrar moléculas orgánicas antiguas en los primeros cinco centímetros de roca que se depositaron cuando Marte pudo haber sido habitable, es un buen augurio para que aprendamos la historia de las moléculas orgánicas en Marte con misiones futuras que profundizarán más".


En el segundo artículo, los científicos describen el descubrimiento de variaciones estacionales en el metano en la atmósfera marciana a lo largo de casi tres años de Marte, que son casi seis años terrestres. Esta variación fue detectada por el conjunto de instrumentos de análisis de muestras de Curiosity en Marte (SAM).


La química de la roca del agua podría haber generado el metano, pero los científicos no pueden descartar la posibilidad de orígenes biológicos. Anteriormente se había detectado metano en la atmósfera de Marte en columnas grandes e impredecibles. Este nuevo resultado muestra que los bajos niveles de metano dentro del Cráter Gale alcanzan su punto máximo en los cálidos meses de verano y disminuyen en el invierno cada año.

"Esta es la primera vez que vemos algo repetible en la historia del metano, por lo que nos ofrece una comprensión para entenderlo", dijo Chris Webster del JPL de la NASA en Pasadena, California, autor principal del segundo documento. "Todo esto es posible gracias a la longevidad de Curiosity. La larga duración nos ha permitido ver los patrones en esta 'respiración' estacional".


Para identificar material orgánico en el suelo marciano, Curiosity perforó rocas sedimentarias conocidas como lutita en cuatro zonas del Cráter Gale. Esta piedra de barro se formó gradualmente hace miles de millones de años a partir del cieno que se acumuló en el fondo del antiguo lago. Las muestras de roca fueron analizadas por SAM, que utiliza un horno para calentar las muestras para liberar moléculas orgánicas de la roca en polvo.
SAM midió pequeñas moléculas orgánicas que salieron de la muestra de lodo: fragmentos de moléculas orgánicas más grandes que no se vaporizan fácilmente. Algunos de estos fragmentos contienen azufre, lo que podría haber ayudado a preservarlos de la misma manera que el azufre que se utiliza para hacer que los neumáticos de los automóviles sean más duraderos, según Eigenbrode.


Los resultados también indican concentraciones de carbono orgánico del orden de 10 partes por millón o más. Esto está cerca de la cantidad observada en los meteoritos marcianos y aproximadamente 100 veces mayor que las detecciones previas de carbono orgánico en la superficie de Marte. Algunas de las moléculas identificadas incluyen tiofenos, benceno, tolueno y pequeñas cadenas de carbono, como propano o buteno.


En 2013, SAM detectó algunas moléculas orgánicas que contienen cloro en las rocas en el punto más profundo del cráter. Este nuevo descubrimiento se basa en el inventario de moléculas detectadas en los antiguos sedimentos del lago en Marte y ayuda a explicar por qué se conservaron.


Encontrar metano en la atmósfera y carbono antiguo preservado en la superficie les da a los científicos la confianza de que el rover Mars 2020 de la NASA y el rover ExoMars de la ESA (Agencia Espacial Europea) encontrarán aún más compuestos orgánicos, tanto en la superficie como en el subsuelo superficial.


Estos resultados también orientan las decisiones de los científicos mientras trabajan para encontrar respuestas a preguntas sobre la posibilidad de vida en Marte.

"¿Hay signos de vida en Marte?", dijo Michael Meyer, científico principal del Programa de Exploración de Marte de la NASA, en la sede de la NASA. "No lo sabemos, pero estos resultados nos dicen que estamos en el camino correcto".



El rover Curiosity ha descubierto moléculas orgánicas antiguas en Marte, en el interior de rocas sedimentarias de miles de millones de años de edad. Image Credit: NASA/GSFC

sábado, 2 de junio de 2018

Espectacular Imagen de la Nebulosa de la Tarántula y sus Alrededores

01.06.18.- Con su intenso brillo, situada a unos 160.000 años luz de distancia, la nebulosa de la Tarántula es el objeto más destacado de la Gran Nube de Magallanes, una galaxia satélite de nuestra Vía Láctea. El telescopio de rastreo del VLT, en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile, ha obtenido imágenes muy detalladas de esta región y sus ricos alrededores. Revelan un paisaje cósmico de cúmulos de estrellas, nubes de gas que brillan intensamente y los dispersos restos de explosiones de supernova. Esta es la imagen más nítida obtenida jamás de todo este campo.


Aprovechando las capacidades del VST (Telescopio de rastreo del VLT), instalado en el Observatorio Paranal de ESO (Chile), los astrónomos han captado esta nueva imagen, muy detallada, de la nebulosa de la Tarántula junto con numerosas nebulosas y cúmulos de estrellas vecinos. La Tarántula, también conocida como 30 Doradus, es la región de formación estelar más brillante y más energética del Grupo Local de galaxias.


La nebulosa de la Tarántula, en la parte superior de esta imagen, se extiende a lo largo de más de 1000 años luz y se encuentra en la constelación de Dorado (el delfín) en el extremo sur cielo. Esta impresionante nebulosa es parte de la Gran Nube de Magallanes, una galaxia enana con un tamaño de cerca de 14 000 años luz. La Gran Nube de 
 Magallanes es una de las galaxias más cercanas a la Vía Láctea.


En el centro de la nebulosa de la Tarántula se encuentra un gigantesco y joven cúmulo estelar llamado NGC 2070, una región de estallidos de formación estelar cuyo denso núcleo, R136, contiene algunas de las estrellas más masivas y luminosas conocidas. El primero en registrar el brillante resplandor de la nebulosa de la Tarántula fue el astrónomo francés Nicolas Louis de Lacaille, en 1751.


Otro cúmulo estelar en la nebulosa de la Tarántula, mucho más antiguo, es Hodge 301, en el que se estima que, al menos 40 estrellas, han estallado como supernovas, expandiendo gas en toda la región. Un ejemplo de remanente de supernova es la superburbuja SNR N157B, que incluye el cúmulo estelar abierto NGC 2060. El primero en observar este cúmulo fue el astrónomo británico John Herschel, en 1836, quien utilizó un telescopio reflector de 18,6 pulgadas en el cabo de Buena Esperanza, en Sudáfrica. En las afueras de la nebulosa de la Tarántula, en la parte inferior derecha, es posible identificar la ubicación de la famosa supernova SN 1987A.


A la izquierda de la nebulosa de la Tarántula se puede ver un brillante cúmulo estelar abierto, llamado NGC 2100, que muestra una brillante concentración de estrellas azules rodeadas de estrellas rojas. Este cúmulo fue descubierto en 1826 por el astrónomo escocés James Dunlop mientras trabajaba en Australia y utilizó un telescopio reflector de 9 pulgadas (23 centímetros) que él mismo había construido.


En el centro de la imagen se encuentra el cúmulo estelar y nebulosa de emisión NGC 2074, otra región de formación de estrellas masivas descubierta por John Herschel. 

Echando un vistazo más de cerca podemos distinguir una estructura de polvo oscuro en forma de caballito de mar, el "Caballito de mar de la Gran Nube de Magallanes". Se trata de una gigantesca estructura en forma de pilar con una longitud de aproximadamente 20 años luz —casi cuatro veces la distancia entre el Sol y la estrella más cercana, Alfa Centauri—. La estructura está condenada a desaparecer en el próximo millón de años: a medida que siguen formándose estrellas en el cúmulo, la luz y los vientos que estas emiten eliminarán lentamente los pilares de polvo.


Esta imagen ha sido obtenida gracias a la cámara de 256 megapíxeles OmegaCAM, especialmente diseñada para el VST. La imagen se ha creado a partir de imágenes de OmegaCAM obtenidas con cuatro filtros coloreadas diferentes, incluyendo uno diseñado para aislar el brillo rojo del hidrógeno ionizado.



La rica región alrededor de la nebulosa de la Tarántula en la Gran Nube de Magallanes. Image Credit: ESO